¿Acabará Duque el Orgullo Gay?

Opinión Por

El 28 de junio de 1969, es la fecha que marca el Día del Orgullo Gay. Su origen se relaciona a las marchas que ocurrieron ese año debido a los abusos de la policía de Nueva York en Greenwich Village. Hoy se celebra este día con marchas que se hacen por todo el mundo, un fin de semana anterior o posterior a la fecha.

Lo primero por analizar es que en pleno 2018 estamos lejos de superar los debates alrededor de aceptar y proteger la diversidad sexual y de género, y esto es latente en países latinoamericanos.

En Colombia, la victoria de Iván Duque genera cierto grado de tensión sobre lo que pasará en un gobierno que ya no tendrá entre sus ideales la protección de este tipo de minorías, tal y como lo manifestaron en campaña, y luego de la adhesión de los sectores más conservadores, como las Iglesias, y los colectivos que buscan dar pasos atrás en lo alcanzado hasta ahora para la comunidad LGTBI.

En un país donde personas se niegan a votar en una consulta contra la corrupción, partiendo de la idea de que rechazan a su promotora por ser Lesbiana, se podría decir que estamos frente al escenario donde las minorías hacen valer sus derechos a pesar de las mayorías.

En perspectiva los riesgos se podrían abrir con el gobierno Duque en este tema serían:

1. Existen dos decretos que podrían estar en riesgo, y demostrarían el interés de Duque de intervenir sobre los derechos de la comunidad LGTBI, uno es el decreto 1227 de 2015, o Decreto Trans que permite el cambio de sexo, y el otro es el decreto 762 de 2018, o Política Pública garantía de los Derechos LGTBI. Ambos podrían salir volando con un plumazo de Duque, quien puede modificarlos o derogarlos a gusto.

2. Las demás victorias se han logrado a través de decisiones judiciales, claro que una no tan respetuosa declaración a los “No Heterosexuales” por Álvaro Uribe, el expresidente manifestó su intención de respetar esas decisiones, falta por ver la llamada reforma a la Justicia, y si ante un eventual cambio total o parcial de magistrados por la reforma, una rama judicial menos progresista podría “cambiar de parecer”, pero para llegar a ese punto faltan meses, al menos sólo para saber a plenitud cuales son los planes del uribismo.

El fantasma de la “ideología de género”, una idea que busca sintetizar todos los miedos y prejuicios que se tienen ante la apertura de políticas que protejan la diversidad sexual y de género, y que en realidad esconde las “papas calientes” de los sectores que apoyaron a Iván Duque y que reclaman que este actúe en concordancia con esos apoyos, se expresan en los siguientes debates:

1. El concepto de familia. ¿Qué es familia? y ¿Cómo su compresión afecta la creación, eliminación o modificación de políticas públicas, leyes y reformas? Un debate por ahora detenido, pero que se inclina en el nuevo gobierno por la llamada defensa de la “familia tradicional”, lo que en el caso de la actual Corte Constitucional podría generar choques a futuro.

2. La posición sobre la adopción igualitaria. Más que en el caso del matrimonio igualitario (que seguramente se buscaría cambiarle de nombre y mantener los derechos asociados a un contrato similar pero que podría no prosperar en la Corte Constitucional), el tema de la adopción podría ser el furor, la exsenadora Viviane Morales quien adhirió a la campaña de Duque, insistió con la realización de un Referendo para negar la adopción a parejas del mismo sexo, solteros, viudos o divorciados, y una legislación nueva o referendo (que se intentaría para temas de paz) podría tocar este punto, pero más grave aún, quedará en las manos del nuevo Director o Directora del ICBF las garantías para que dicho proceso de adopción sea realmente igualitario como lo dispone hoy la legislación.

Termino por afirmar que este es un panorama por lo bajo, es decir, Duque podría aprovechar para tomar muchas de estas decisiones o delegarlas, o podría resolver que en su mayoría no vale la pena un debate nacional sobre estos derechos dados los “chicharrones” que enfrentará en temas de económicos y de paz.

La verdadera bandera y esperanza como comunidad LGTBI, es mostrar la fortaleza de la diversidad, de enfrentar que somos un país donde puede coexistir todo tipo de minorías que deben ser respetadas, que solo la educación retirará los mitos sobre la idea infundada y segregadora de la “ideología de género” y su mensaje de supuesta “homosexualización” a los niños, y por sobre todo, que como minoría se trata con respeto a las mayorías en sus creencias y posturas, pero no por eso se les puede permitir menoscabar los derechos de los demás.

Feliz Día del Orgullo Gay

 

 

Politólogo con Énfasis en Comunicación Política. Fue director del programa radial Politizate de Poliradio y Estratega digital del Partido Liberal Colombiano. Investigador en temas electorales.

1 Comment

  1. Recordemos, el concepto de “comunidad LGBT” es un concepto rancio que nada tiene que ver con la actualidad de los sectores LGBT.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*