Adriana, nuestra astrónoma

Opinión Por

Adriana Ocampo nació en Barranquilla en enero del 1955 y es la directora del Programa de Ciencias de la Nasa. Desde ese cargo y, como geóloga planetaria, lidera un programa muy importante: Nuevas Fronteras, a través del cual, comanda la Misión Juno a Júpiter, Venus y la más importante exploración que se hace a Plutón. Tuvimos la oportunidad de conversar con ella y manifestarle nuestra admiración.

Ella fue fundamental en la investigación del Cinturón de Kuiper que inició en el año 1951 el astrónomo Gerard Kuiper, mediante la cual, se trataba de descubrir un espacio en forma de disco lleno de proto-cometas en el sistema solar después de la órbita de Neptuno. Es el caso del cometa Halley que tiene un corto periodo de 200 años y su trayectoria es estudiada por la NASA.

Se considera que en ese Cinturón de Kuiper se encuentran más de 200 millones de pequeños cuerpos helados susceptibles de convertirse en cometas y algunos astrónomos piensan que Tritón, Plutón y Caronte salen de allí con un tamaño excepcional.

Otra Investigación, en la cual Adriana estuvo vinculada, es la nube de Oort. Es similar a la anterior y se trata de un conjunto de pequeños cuerpos astronómicos que están más allá de Plutón en el extremo del sistema solar y existen desde las primeras etapas de su creación. Están más cerca al Sol, pero por la fuerza de la gravedad han sido expulsados.

El Programa Nuevos Horizontes es una misión de dimensiones cósmicas que explora, por primera vez, la geología global de la composición superficial de Plutón y su sistema de cinco lunas. Es posible la existencia de satélites adicionales.

Adriana también dirige la sonda espacial Juno que investiga al gigante Júpiter. De las exploraciones de este programa saldrán respuestas sobre el origen de la vida. Los científicos consideran que Júpiter fue uno de los planetas que aportó la molécula del agua que viajó a través del espacio a la Tierra.

Nos comentó la doctora Ocampo que está emocionada porque el pasado 4 de agosto se movilizaron 25 telescopios portátiles a Senegal y uno al sur de Colombia para estudiar un fenómeno que ocurrió durante escasos minutos: intensas actividades siderales que se tendrán que verificar en la Navidad de 2019. De todo este análisis depende la posibilidad de mandar una nueva nave espacial que confirme las grandes dimensiones del planeta.

Esperan grandes aprendizajes sobre cómo utilizar nuevas fuentes de energía, basados en cómo se presenta el hidrógeno en ese planeta y su abundancia en todas partes del universo.

Estas investigaciones se fortalecerán con el nuevo telescopio Magallanes que se ubicará en Chile en 2021, tiene 22 pisos de tamaño, 24 metros de diámetro y 1.100 toneladas, se moverá en sus cojinetes hidrostáticos con la sutileza y precisión de un reloj y tratará de descubrir planetas habitables.

En este mundo fascinante se mueve nuestra coterránea Adriana Ocampo quien nos ha sugerido que estudiemos día a día los enlaces que ponemos a continuación para estar informados de todas estas exploraciones:

https://spaceplace.nasa.gov/sp/  

https://www.nasa.gov/multimedia/nasatv/#media

También señaló que es indispensable que se apoye el proyecto de ley que cree el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación para coordinar una política de Estado en esta materia en Colombia. También nos insistió en la importancia de la educación en inglés que permitirá a los jóvenes estar al tanto del gran proceso de investigaciones que realiza la Nasa.

Gobernador del Atlántico por segunda vez, fue miembro de la Asamblea Nacional Constituyente de 1991, Ministro de Medio Ambiente, Secretario General del Partido Liberal Colombiano. Es Administrador de Empresas, con un MBA de la Universidad de Columbia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*