Construcción de un nuevo proyecto de nación

Opinión Por

Conceptos para una conferencia titulada: “LA RESPONSABILIDAD DEL NUEVO PROFESIONAL EN LA CONSTRUCCIÓN DE UN PROYECTO DE NACIÓN: DEMOCRATICO, ETICO, SOLIDARIO, DE JUSTICIA SOCIAL, ECOLOGICO, PACIFICO Y CONVIVENCIAL”.

El proyecto de nación que ha venido construyéndose desde los tiempos de la Independencia hace agua por todas sus esquinas y amenaza, seriamente, con irse a pique con las graves consecuencias políticas y sociales previsibles.

En la nación, las graves deficiencias de orden social han tenido un comportamiento exponencial. Es decir, un aumento. La pobreza absoluta crece y esta situación es cada vez mas asfixiante en los grandes centros urbanos: Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla, solo por tomar como ejemplo estas cuatro ciudades más importantes de Colombia. La situación es tan gravosa que hay preocupaciones muy serias. Si persisten las deterioradas condiciones, los problemas sociales se pondrían al orden del día. La corrupción de todo tipo se pasea impune por pueblos y ciudades y nuestro aparato de justicia es incapaz de detener y sancionar los atropellos a la moralidad pública.

El concepto de solidaridad tan deseado por los conglomerados sociales ha sido convertido en burla y su decálogo, que mantuvo viva la fe en la especie humana, hoy se cae a pedazos sin que nadie se preocupe por ayudar a levantarla.

Y que decir de lo ambiental o lo ecológico. Hemos convertido nuestra casa, que es la naturaleza donde habitamos, en un muladar o estercolero, contaminando las fuentes de agua que son las fuentes de la vida. Infectando la pureza de los mares y el mismo aire que respiramos.  

El concepto del bien, la verdad, la honradez, el servicio y la generosidad como base fundamental de lo ético, ha sufrido graves y profundos deterioros. La tendencia malsana del “todo vale”, que se entronizó en nuestra cosmovisión de vida y de mundo, pulverizó los antiguos comportamientos éticos. El “don dinero” abre todas las puertas y facilita las corrupciones, es “patente de corzo”, como pasaporte para arribar al famoso mundo del superlujo y de las permisibilidades a granel. Las profesiones llamadas “liberales” que se instituyeron no para enriquecerse, sino para tener un modo de vida digno, independiente y autónomo, también cayeron en esta danza macabra del capitalismo voraz que todo lo seduce y lo descompone. Razón tuvo quien llamó al dinero “el estiércol del diablo”.  

¿Frente a este desolador panorama que podemos hacer?

Es urgente la construcción de una nueva cosmovisión del ser humano y de la sociedad, fundamentado en lo ético, como lo enseñaron los griegos: La ética base de la felicidad y el buen vivir, aporta los principios mínimos indispensables para vivir en armonía. Honradez u honestidad, Respeto, Responsabilidad, solidaridad, justicia y equidad, cualquiera de estos principios que una colectividad viole, el sufrimiento y el dolor se harán presentes. Concepto que deberá direccionar el soporte básico para la Construcción pedagógica del Nuevo Proyecto de Nación, en las niñas, los niños y la juventud colombiana.

Solo el trabajo pedagógico que hagamos sobre la niñez podrá garantizar un cambio de paradigma para la sociedad que abra las puertas para lograr una nueva dimensión de lo humano y dentro de lo humano, consolidar el compromiso sobre lo ético. Lo ético es la base fundamental donde comenzamos a construir lo superestructural.

Si lo ético es superficial, débil, amorfo, no dudemos que lo superestructural tendrá las mismas características. Ahora, si lo ético es sólido, granítico, con capacidad de resistir vientos y tempestades, nuestra sociedad esta en capacidad de salir al encuentro de los tiempos futuros.

Entonces la responsabilidad del joven profesional sobre la construcción del nuevo proyecto de la nación está dada sobre las bases éticas y filosóficas que traiga desde su niñez.  Estas bases serán fundamentales cuando él se pregunte, cual es la razón de su existencia sobre la faz de la tierra. Cuál es la tarea fundamental que vino a cumplir al mundo.

En ese momento, años más tarde, será consciente que vino al mundo a cumplir un servicio en beneficio de sus semejantes y de la conservación de la naturaleza, para que ella pueda garantizar la supervivencia de los nuevos núcleos humanos que poblaran la tierra, indefectiblemente.

En conclusión: Las fuerzas vivas de la nación junto a las mujeres y los hombres de buena voluntad debemos trabajar por lograr un nuevo modelo educativo que priorice desde la escuela una formación en principios y el concepto ético de servicio en la vida. La razón de la vida será servir a las mejores causas sociales de la nación.

El Nuevo Proyecto de Nación Sera:

DEMOCRATICO: La base fundamental de las decisiones políticas es la Democracia. Debe ser una democracia de nuevo tipo, más real, profunda, deliberativa y participativa. Donde efectivamente las decisiones sean tomadas por las mayorías que deben ser sensibles, con conocimiento y causa para resolver las necesidades sentidas.  Tendrá un profundo reconocimiento y además respeto por el sentir de las minorías.

2) Solidario. Se dice que lo solidario fue tan urgente y necesario en la caverna prehistórica que marcó el código genético.  La indefensión de la especie humana era tan marcada que solo la ayuda global y holística entre todos hizo posible la supervivencia y marcó el código genético. Es urgente rescatar y colocar en lugar preponderante este inmenso valor, de la Solidaridad, y enseñarlo a los niños para que en un periodo de tiempo prudencial tengamos sus excelentes resultados humanos. Rescatar el valor inmenso del Respeto, de la cooperación, de la solidaridad, de la Paz y la Reconciliación. El Respeto incluye a nuestros ríos, nuestros bosques y selvas. Son enseñanzas que apuntan al mejoramiento de nuestra Cultura. Apunta hacia el desafío de ser, todos los días, mejores mujeres y hombres.

3) La justicia (es el principio) social. – La equidad, es la aplicación de la justicia. Al perder el gran valor de la solidaridad se nos hizo permisible la injusticia, la inequidad. Es asombrosa la inequidad que nos rodea y casi nos asfixia. Es Urgente también rescatarla como tabla de salvación de nuestra sociedad y el pasaporte para avanzar y llegar a puertos mas seguros en el futuro.

4) Lo ambientalista, lo ecológico. Nunca en el largo camino de la evolución una especie había sido tan depredadora de la “madre” naturaleza. Al ritmo que vamos en 50 años estaremos liquidados. Las grandes amenazas penden sobre nuestras cabezas como la espada de Damocles.  El Cambio climático tendrá repercusiones mortales para la especie. En el país no hemos comenzado hacer la urgente tarea. Pueda ser que cuando comencemos no sea demasiado tarde.

Quiero terminar con unas palabras contenidas en la Carta que el gran Jefe Pielroja envió al presidente de los EE.UU. en el año de 1854, a raíz del ofrecimiento de comprarles la tierra. Es una carta bellísima. Yo los invito a que la leamos y comentemos en nuestros grupos.

“…La tierra no pertenece al hombre; es el hombre el que pertenece a la tierra. Esto es lo que sabemos: Todas las cosas están relacionadas como la sangre que une a una familia. Hay una unión en todo…”

“…Que ha sucedido con el bosque espeso?     Desapareció. ¿Qué ha sucedido con el águila? Desapareció.    La vida ha terminado. Ahora empieza la supervivencia”.

Vicepresidente del Comité Permanente de defensa de los DD.HH. Fue Embajador de Colombia en Europa. Trabajó en el Programa de Paz de la Universidad Pedagógica de Colombia, y es un reconocido defensor de Derechos Humanos.

1 Comment

  1. Excelente disertación, es muy cierto que ya no hay un futuro para escribir los libros de nuestra vida, ahora solo hay paginas para sobrevivir, muy bien por ese llamado de atención.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*