Del liberalismo censurador y otros comportamientos juveniles

Opinión Por

Hace algunos días en Twitter tuve un intercambio de opiniones sobre los líderes del Partido Liberal.

Mi contradictor, un joven de nombre Sergio C, me cuestionaba sobre si la senadora Sofía Gaviria o la senadora Viviane Morales eran verdaderamente liberales; afirmé que tenía pruebas de que sí, pero él sesgadamente estaba interesado en medir a las senadoras por su postura personal, más no institucional sobre el tema de los derechos sexuales y reproductivos, haciendo referencia a que las senadoras liberales no respetaban los derechos de las llamadas “minorías sexuales”.

Mi respuesta fue que un liberal no puede exclusivamente medirse por sus acciones u omisiones sobre uno de los tantos derechos humanos que existen. A Sergio C no le gustó lo que dije y sencillamente me acusó de que no estaba preparado para el debate.

Días antes de dicha situación, y confirmando una vez más que entre cielo y Facebook no hay nada oculto, me enteré de que algunos militantes liberales especulaban sobre mi pertenencia a un grupo de militantes que en Twitter tienen una cuenta llamada @BaseLiberalCo que originalmente se conoció como @HumbertoPreside y que en el primer semestre del año fue una de las primeras en respaldar de manera directa la precandidatura liberal de Humberto de la Calle Lombana, mucho antes que esta se consolidara.

Dichos militantes, entre los que se cuentan algunos actuales dignatarios del Directorio Distrital Liberal, algunos miembros de Asambleas Territoriales Liberales, algunos excandidatos a dignidades nacionales y por supuesto, Sergio C, se ponían de acuerdo en la manera en que se debía, primero identificar plenamente a los militantes que manejaban esa cuenta y segundo coincidir en el necesario ejercicio de reportarla para que Twitter la cerrara.

Los grandes pecados que tiene dicha cuenta para que jóvenes liberales decidieran reportarla y obligarle a cerrar, a mi juicio, es que primero es una de las cuentas de apoyo a la campaña de De La Calle que más seguidores tiene en esa red social y que no ajusta más de 10 meses de creación (fue creada en febrero de este año y tiene 735 seguidores y subiendo a diario), las otras  como @delacalle2018 y @JovenesDLaCalle fueron creadas respectivamente en 2014 (cuenta con 1564 seguidores) y 2015 (cuenta con 990 seguidores) y @ParcheDLC que antes era conocida como @MisionValeriana fue creada en mayo de este año y ajusta 585 seguidores.

Segundo, es la cuenta que más interacciones tiene, casi que todo el día andan dialogando con sus seguidores, dando retuit y like a publicaciones; tercero tienen un particular sentido del humor, que expresan con sarcasmo y sátira; cuarto, que últimamente se han dedicado a opinar sobre los sucesos al interior del Partido Liberal y especialmente de lo que sucede con las Juventudes del mismo y ahí radica el quinto pecado de dicho grupo de militantes y por el que quieren cerrar dicho perfil: opinar sobre la terna a la Dirección Nacional de Juventudes.

Particularmente hubo un trino sobre el Presidente de la Asamblea Distrital de Juventudes Liberales y por el que el líder del grupo que maneja la cuenta en Twitter @JovenesDLaCalle les tildó de polarizadores, promotores de odio y de descarados.

El pecado de @BaseLiberalCo fue tomarse la libertad de afirmar que dicha Presidencia había traicionado al Parlamento Nacional de Juventudes Liberales, dejando sin respaldo al candidato bogotano a la Dirección Nacional de Juventudes, ternado por aquella instancia.

Según aquel líder, que dicho sea de paso está en la campaña de otro precandidato liberal desde hace algunas semanas y que no duda en hacer comentarios peyorativos sobre otros, así sea haciendo alusión a características físicas, era un descaro que se dijera tales cosas, mientras se usaba como nombre y foto, las frases de campaña y la imagen de De La Calle.

Luego de dicha manifestación, algunos jóvenes militantes liberales reunidos en la Sagrada Congregación del Índice del Partido Liberal Colombiano, liderada por un alto dignatario del Directorio Distrital Liberal, basados en su moral, determinaron que ese trino y otros similares, todos con tintes irónicos, satíricos y sarcásticos, merecían tener la más alta responsabilidad ulterior y decidieron que era necesario promover la denuncia de dicho perfil y procurar así su cierre definitivo, a la par de acusarme de ser parte del equipo de gente que maneja la misma.

Pero ¿cómo es que terminé inmiscuido en este lío?

Resulta que como yo tengo el derecho de autor de la palabra “sumercé” y ya que en algunos trinos de @BaseLiberalCo  figura el uso de la misma, sólo hay dos opciones: o que Daniel maneje esa cuenta o que Daniel maneje esa cuenta, porque nadie más puede dirigirse a otro con la palabra “sumercé”.

En lo personal, no hago parte de dicho equipo, pero si quisiera serlo, al ser ese, según me cuentan, uno conformado por una red de líderes menores de 35 años, que además de tener buenas fuentes de información en el Partido Liberal, realizan actividades en respaldo de Humberto de la Calle, no sólo en Bogotá sino en otras regiones del país y promueven el debate en redes sociales.

Copartidarios, con gusto sería parte de su equipo si me aceptasen, no sólo por estar con Humberto de la Calle, sino porque son militancia de base.

Teniendo en cuenta toda esta novela,  me rehúso a creer que la característica principal de las juventudes del Partido Liberal Colombiano en las primeras décadas del siglo XXI, sea la de ser censurador.

Me niego a creer que la hipercorrección política sea el canon de valores al que todos debamos fidelidad.

Me opongo a creer que en nombre de la libertad, se sigan cometiendo todo tipo de abusos, especialmente si estos son realizados por militantes del Partido Liberal.

Así no se construye nada.

Zootecnista Universidad Nacional de Colombia, Candidato a Magíster en Producción Animal de la Universidad Nacional. Coordinador Nacional para asuntos de Paz de la Organización Nacional de Juventudes Liberales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*