“El liberalismo no busca candidatos sino socios”

Opinión Por

Carlos Ibáñez Muñoz anunció el retiro de su candidatura a la Gobernación de Santander

En los últimos meses se ha escuchado con frecuencia críticas contra las directivas liberales a nivel nacional por una presunta falta de idoneidad y coherencia entre las candidaturas que se escogen y la ideología y principios de los candidatos. Frases como Empresa de franquicias electorales fueron varios de los calificativos que se le acuñaron a la colectividad ero que tenían destinatario propio: el expresidente Cesar Gaviria Trujillo, cuya metodología política e ideológica parece haberse replicado con juicio en las regiones. Por lo menos así lo detalló el liberal Carlos Ibáñez Muñoz en conversación con EL FRENTE.

Por Camilo Ernesto Silvera Rueda
Redacción Política / EL FRENTE
Liberal de poncho y pañoleta, de esos de cepa pura. Exalcalde de Bucaramanga por el mismo partido, excandidato a la misma dignidad en las elecciones pasadas, y hasta esta semana precandidato de las toldas rojas a la Gobernación de Santander. Hablamos de Carlos Ibáñez Muñoz, quien anunció en EL FRENTE esta semana que su aspiración a la primera dignidad de los santandereanos no va más.

Dicho así, el tema no tendría mucha trascendencia, es decir, es apenas normal que esta clase de decisiones se den en medio de una campaña electoral. Lo que sí hace verdaderamente novedoso el tema de la declinación electoral son las explicaciones de Ibáñez Muñoz.

“Me duele lo que está pasando al interior del Partido Liberal, una colectividad que ha sido fundamental en la construcción del departamento y de su capital, grandes obras sociales y proyectos de infraestructura se lograron materializar a través de liderazgos que desde el liberalismo actuaron con determinación, para lograr loables objetivos”, dijo el exprecandidato para poner en contexto lo que para él fue el partido, pero que ya no es.

“Ayudamos con la disminución de la pobreza, procesos de emprendimiento, desarrollo social, desarrollo económico, ahí está la historia del Partido Liberal en Santander. Y me duele inmensamente que siendo un partido que obtuvo las mayorías en Santander en las pasadas elecciones, logrando ubicar seis congresistas, no tenga a estas alturas de la contienda electoral que se avecina claridad en los procesos de escogencia de las candidaturas”, acotó Ibáñez Muñoz quien a renglón seguido lanzó una frase en la que deja ver que el liberalismo institucionalizado dejó de ser un partido político para convertirse en una empresa electoral: “No están buscando candidatos. De ninguna manera. Están buscando socios”.

Y para explicar esa dura afirmación, el exalcalde de Bucaramanga indicó que la falta de liderazgo es notoria y que ya no goza de la gran simpatía de los sectores sociales, que a su juicio alimentaban en el pasado su ideario y su propuesta política.

“Ya no veo en el Partido Liberal a los sindicatos, no veo a las organizaciones sociales, a las mujeres cabeza de hogar, a las juventudes, a los discapacitados. Veo por el contrario que estas organizaciones sociales, que alimentaban al partido en otras épocas, están desconocidas completamente en la actualidad y el proceso de escogencia y selección de candidatos solo en manos de los parlamentarios”, reclamó el exprecandidato a la Gobernación de Santander, quien también lamentó que las bases liberales, las que finalmente eligen con su voto, hoy no tienen ningún poder en la colectividad.

Se parlamentarizó
Para explicar esta situación Ibáñez Muñoz aseguró que a ese punto de abandono de ideales se llegó debido a que la clase parlamentaria se apoderó por completo de los procesos de consenso, incluso, desconociendo los liderazgos con credencial en las regiones, como concejales municipales, diputados en las asambleas o ediles comunales.

Pero, ¿será recién esta supuesta marginalización de las voces populares? “Llevan en esto por lo menos 10 ó 15 años”, respondió Ibáñez Muñoz quien aseguró que la Constituyente Liberal, por medio de la cual se reformaron los estatutos, y la cual le daba la posibilidad de actuar y tomar decisiones a los sectores sociales, no entró en rigor y por el contrario se afianzó la costumbre de “elitizar” las decisiones del partido.

“Es un hecho. En toda su historia republicana siempre se consultaron las bases. Eso ya no ocurre y por eso es que estamos en lo que estamos”, indicó el exalcalde de Bucaramanga, quien lamentó la falta de identidad ideológica de sus líderes.

“Hoy tenemos un Partido Liberal que en las pasadas elecciones captó a personas de otros partidos, y tenemos a liberales militando en otras colectividades, incluso hoy se ve a otros coqueteándole a otros sectores”, agregó Ibáñez quien aseguró, para poner un ejemplo, que Cambio Radical es una exención del Partido Liberal, empezando por el mismo Germán Vargas Lleras, situación de la que no escapa el Centro Democrático y el Partido de la U, colectividades a las que calificó como alas disidentes del Partido Liberal.

Por esta razón, Ibáñez Muñoz tomó la decisión de retirar su precandidatura liberal. “No hay reglas de juego claras, no sabemos cuál es el procedimiento para la escogencia del candidato, ya la consulta pasó y no se logró, no sabemos si habrá encuesta, no se sabe que papel tendrá el liderazgo local. Yo no encuentro garantías para participar, y por eso me retiro”, puntualizó el exprecandidato.

Doctor en Derecho y Ciencias Políticas, fue Alcalde de Bucaramanga en el periodo 1995-1997, Gerente de las Empresas Públicas de Bucaramanga, Secretario de Vivienda y del Interior de la Gobernación de Santander.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*