El Procurador camina con los pies en la tierra

Opinión Por

Me gustan las personas de mente despejada, claros en las opiniones, firmes en su actuar, con las que se sabe siempre a qué atenerse. Eso es muy importante, especialmente si se trata de funcionarios públicos, tan dados a no ser ni agua ni aceite, a no comprometerse, a “mitadiar” todas las decisiones,  a tratar siempre de quedar bien con todo el mundo. Son los malos funcionarios, los que nunca solucionan nada y dejan todos los problemas para resolverlos después. Estos le hacen mucho daño a la sociedad y a las instituciones. Pero hay servidores públicos con criterio, que le dan la cara a los problemas, que por encima de todo defienden a la comunidad y el interés público. Son los buenos, los necesarios, los insustituibles.

Me alegra que el Procurador General sea de esta última catadura. Serio, claro, responsable, sin “aguas tibias”, como lo dejó planteado en la entrevista que concedió a Yamid Amat en el último dominical de El Tiempo. Fue preciso, sin ataduras, sin eufemismos, como cuando dijoque “la jurisdicción Especial para la Paz es la columna vertebral del proceso de Paz y es un compromiso de Estado”. Así, de frente, sin timideces, a lo que agregó que el Presidente de la República no puede objetar la Ley Estatutaria, ni siquiera un artículo. Es el Ministerio Público, es el vocero de la sociedad colombiana. Ahí tiene el Presidente Duque una opinión definitoria y definitiva. Ojo, pues.

En el caso de Santrich el Procurador dijo que, en todo caso, la decisión que se tome merece una segunda instancia, como todas las determinaciones de esa Jurisdicción. Sobre esta dijo que el respeto a la independencia del Poder Judicial y a la JEP es un principio elemental del Estado de Derecho, sin duda diciéndole a la Vicepresidencia de la República que respete a la Justicia y no se meta a los asuntos que no son de su incumbencia. ¡Merecido!

Sobre Hidroituango pidió que se revelen las conclusiones  de un reporte del cuerpo de ingenieros del Ejército de Estados Unidos y anunció una Acción Popular para defender los intereses de los perjudicados con todas las irresponsabilidades que se han cometido en la construcción de esa hidroeléctrica; manifestó que las Corporaciones Autónomas Regionales no sirven y anunció que promoverá su reforma para despolitizarlas, modernizarlas y someterlas a controles.

Contó el Procurador que le había jalado las orejas al Canciller para que no se meta en política pues le está prohibido; manifestó que no utilizará su cargo para ninguna aspiración personal y echó de menos la financiación del Posconflicto en el Plan de Desarrollo presentado por el Gobierno al Congreso; y se manifestó en desacuerdo con la idea del gobierno de Duque de pasar lo concerniente a los planes de inversión al Ministerio de Hacienda, lo que haría trizas la independencia del Departamento Nacional de Planeación.

Una magnífica entrevista fue la del doctor Fernando Carrillo, quien demostró que es ecuánime, independiente y no se anda por las ramas. Un buen ejemplo a tanto funcionario astronauta.

Senador de la República. Fue Director del Partido Liberal, Candidato presidencial, Representante a la Cámara, Gobernador de Santander, Embajador ante la OEA, Procurador General de la Nación y Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*