Ese no es el camino

Opinión Por

Aprovechar la Judicializacion de algunas de las actuaciones de Rodolfo Hernandez como Alcalde de la ciudad y a partir de ella construir una Campaña de desprestigio que lo enlode así como a su candidato , no es el mejor camino para recuperar la alcaldía de la ciudad y mucho menos arrebatársela al populismo.

Esta solo se logra uniendo a la ciudad al rededor de una propuesta seria y realizable que parta de un candidato sin tacha moral, sin sombras ni cuestionamientos, con prestigio y rastro limpio, confiable, ecuánime, conciliador, apacible y que demuestre altura intelectual e idoneidad para gobernar y por supuesto bien acompañado. No lo percibo aún y por eso cualquiera puede ganar.

La pulcritud y transparencia en el ejercicio público es fundamental, pero también lo es la idoneidad y la experiencia. Llegar a improvisar y a aprender y por lo tanto rectificar, es un mal presagio y llena de desconfianza a los gobernados y es el anuncio premonitorio de un gobierno desastroso como el que concluye. Ahora bien, atizar para que la ley le caiga como un fardo al ex, es simplemente victimizarlo y por regla general las mayorías se pliegan a la Victima y son solidarios, y más aún cuando esta es populista puesto que siguen sus orientaciones a ciegas impulsados por las emociones.

De ahí que en los mentideros políticos se diga que el mejor jefe de debate político que tiene el candidato del alcalde, el Ing Cardenas, son los organismos de control o ias y que cada sentencia que se profiera en contra del renunciado alcalde repercute en miles de votos y simpatías para su pupilo político quien empezó a ascender en las encuestas cuando suspendieron al alcalde quien a la postre renunció.

Ahora bien, acá en el departamento lo que se privilegia es la lucha contra la corrupción y no los contenidos programáticos o propuestas de ciudad y de ciudadanos, y por esta circunstancia pareciese que lo que se está buscando elegir es un FISCAL y no un alcalde que oriente los destinos de la ciudadanía. Todos los candidatos sin excepción alguna manifiestan luchar sin cuartel contra este flagelo, como si este propósito no fuera inherente al ejercicio del cargo y a su juramento de cumplir las leyes y la constitución, convirtiéndose este postulado en una expresión redundante y vacua con sabor politiquero de atractivo gusto para los electores.

Es a la Fiscalia General de la Nación la que le compete investigar y perseguir el delito y acusar ante los jueces al infractor penal, entre ellos al corrupto. Esta no es la tarea del gobernante ; este debe centrar de manera muy especial su actividad en gobernar y cumplir su programa de gobierno.

Estas las razones para señalar la equivocación protuberante de ganar elecciones judicializando la política y centrar las campañas en caerle al investigado y a su pupilo y mucho más cuando estos provienen de las canteras del populismo guiado por emociones y no por la razón.

Doctor en Derecho y Ciencias Políticas, fue Alcalde de Bucaramanga en el periodo 1995-1997, Gerente de las Empresas Públicas de Bucaramanga, Secretario de Vivienda y del Interior de la Gobernación de Santander.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*