España: ¿Girará a la derecha?

Opinión Por

El domingo 10 de noviembre volverán los españoles a las urnas -la segunda vez en el presente año-, para ver si logran destrabar el impasse que les permita formar gobierno. Desde cuando colapsó el bipartidismo mayoritario, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el Partido Popular (PP), el sistema político electoral español no ha podido acomodarse a la nueva realidad; siguen pensando en el sistema del pasado en el cual un partido hegemonizaba el gobierno y el otro lideraba la oposición. Con el surgimiento en la centro-derecha del partido Ciudadanos y en la izquierda de Unidas Podemos, lo que se pone al orden del día es la construcción de coaliciones para gobernar, pero esto no lo han podido asimilar las grandes formaciones políticas tradicionales.           

En los últimos meses tenemos un gobierno en ejercicio del PSOE, liderado por Pedro Sánchez, después de la moción de censura contra el Presidente de gobierno del PP, Mariano Rajoy, pero lo que parecía obvio, un acuerdo político de las formaciones de centro izquierda, el PSOE y Unidas Podemos, ha sido imposible hasta ahora -se dice que por oposición de dirigentes históricos del PSOE como Felipe González y Alfonso Guerra- y el Presidente encargado de gobierno no se ha atrevido a dar ese paso y por lo tanto la opción fue, después de varios intentos de lograr la investidura en el Parlamento, volver de nuevo a las urnas.          

Pero todo indica que la situación no variará mucho, aunque con cambios hacia la derecha. Los debates televisivos entre las cabezas de los cinco grandes partidos del lunes anterior y de las líderes mujeres representantes de cada partido, finalmente no lograron alterar sustancialmente el escenario de preferencias de los votantes. Todos los sondeos dan como ganador al PSOE, pero con una mayoría relativa que no le permitirá gobernar en solitario –se estima en alrededor de 120 escaños-. La duda está en que resultados puedan obtener los demás partidos; todo indica que el PP crecerá un poco –se le atribuyen cerca de 95 escaños- y que el gran fenómeno electoral será el crecimiento del Partido de ultraderecha Vox que se puede convertir en la tercera fuerza política –alrededor de 42 escaños-, muy cercano de Unidas Podemos –se estiman 39 escaños- y el gran damnificado sería Ciudadanos –no más de 18 escaños-. Dependiendo de estos resultados habría la posibilidad que las tres formaciones de centro derecha y la ultraderecha, PP, Vox y Ciudadanos, puedan hacer mayoría para formar gobierno, como ya lo vienen siendo en varias comunidades autonómicas. Y la experiencia muestra, que las formaciones políticas de la derecha tienen menos dificultades para ponerse de acuerdo entre ellas que las de centro-izquierda.      

En Pedro Sánchez y la dirigencia del PSOE está buena parte de la decisión, una vez realizadas las elecciones; algunos señalan que las preferencias de Sánchez estarían por un gobierno a la alemana, de coalición entre los dos partidos mayoritarios, en este caso PSOE y PP, pero pareciera que a los líderes  del PP no los convence esa opción. La otra posibilidad, es si se atreve o no a formar un gobierno de centro izquierda en alianza con Unidas Podemos y el apoyo de partidos regionales, decisión que implica correr el programa de su gobierno hacia la izquierda y darle un manejo democrático al tema de las autonomías regionales, especialmente el caso de Cataluña y a la eventual crisis de la economía que se cierne sobre España y la Unión Europea, o terminar viabilizando la formación de un gobierno de derecha.

Doctor en Ciencias Políticas, de la Universite Catholique De Louvain, y Magister en Política Social de la Universidad Externado de Colombia. Es autor de múltiples investigaciones y actualmente Profesor asociado de la Universidad Nacional.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*