Inseguridad y consumo de drogas

Opinión Por

En nuestro recorrido por las diferentes localidades de Bogotá, hemos venido conociendo las problemáticas que afectan a la ciudadanía. Llama la atención que en todos los casos, la principal preocupación está relacionada con la inseguridad, aunque se hayan reducido porcentualmente la comisión de algunos delitos. Preocupa también el consumo de drogas alucinógenas asociado con el microtráfico.

Esta semana conocimos preocupantes cifras de inseguridad en la Localidad novena de Fontibón, localizada en el noroccidente de Bogotá con una extensión de 3.327,2 hectáreas, representando el 3.9% del distrito. Se caracteriza por ser un importante sector industrial, cuenta con una zona franca y es estratégico por servir de conexión del distrito con los municipios de Mosquera, Funza, Madrid y Facatativá.

Durante la Colonia sirvió como tránsito para las recuas de mulas y de viajeros entre Santafé de Bogotá y el Río Magdalena. Fue anexado en 1954 al Distrito Especial de Bogotá, en 1977 se estableció como alcaldía menor y la constitución política de 1991 la convirtió en localidad. Limita por el norte con la Avenida El Dorado y la localidad de Engativá; por el sur con el río Fucha y la localidad de Kennedy; por el occidente con la Avenida 68 y las localidades de Teusaquillo y Puente Aranda y por el oriente con el río Bogotá y los municipios de Funza y Mosquera.

Esta localidad de 291.431 habitantes, que está divida en 8 UPZ (Unidades de Planeamiento Zonal): Fontibón, Fontibón – San Pablo, Zona Franca, Ciudad Salitre Occidente, Granjas de Techo, Modelia, Capellanía y Aeropuerto El Dorado, presenta una situación de seguridad que sigue preocupando a pesar de que algunos de los indicadores han mejorado. Sin embargo, en lo que va corrido del año aumentaron los casos de robo de celulares, hurto de vehículos y delitos en el sistema de Transmilenio que incluyen los articulados, los alimentadores y las estaciones, respecto a los primeros 7 meses de 2016.

La Secretaría de Seguridad de Bogotá reveló un informe sobre la reducción de delitos en los primeros 8 meses de 2017 comparando las cifras con el mismo período de 2016.

1. Homicidios: 14 personas frente a 16 de 2016
2. Lesiones personales: 461 casos frente a 551 de 2016
3. Hurto a residencias: 64 casos frente a 72 de 2016
4. Hurto de motocicletas: 70 frente a 96 de 2016

Sin embargo, la administración distrital reconoció que se ha presentado aumento en algunos delitos en esta localidad.

1. Hurto de vehículos: 61 casos frente a 51 de 2016
2. Hurto a celulares: 717 frente a 422 de 2016
3. Delitos en alimentadores de Transmilenio: 17 frente a 2 de 2016
4. Delitos en buses articulados de Transmilenio: 9 frente a 4 de 2016
5. Delitos en estaciones de Transmilenio: 21 frente a 8 de 2016

Otra de las preocupaciones en las localidades es el consumo de estupefacientes, especialmente por menores de edad en etapa escolar y que se ve a agravada por la acción de bandas de microtráfico que operan en las zonas aledañas a los centros educativos. Este fenómeno afecta también a personas adultas como lo revela un estudio de la Secretaría Distrital de Salud que se adelantó con el apoyo técnico de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), que fue publicado en noviembre de 2016.

El análisis concluye que en los últimos 7 años se ha presentado un incremento significativo del consumo de drogas ilícitas (marihuana, cocaína, bazuco, éxtasis y heroína), principalmente marihuana, especialmente entre los 18 y los 24 años de edad.

1. Este estudio detectó que el 16% de las personas que respondieron la encuesta refieren haber usado alguna droga ilícita al menos una vez en su vida, con un 22.9% en el caso de los hombres y un 10.8% entre las mujeres.
2. El 4.6% de los encuestados respondieron haber consumido alguna droga ilícita en el último año, lo que equivale a unas 268 mil personas. El consumo reciente es más alto entre los hombres (7.6%) que entre las mujeres (2.0%).
3. El grupo de edad con mayor prevalencia de uso de sustancias ilícitas en el último año es el de 18 a 24 años, con el 9%, seguido por el grupo de 12 a 17 años, con el 7.4%, y el de 25 a 34 años, con el 5.5%.

La marihuana es la sustancia ilícita de mayor consumo en Bogotá:

1. De las personas encuestadas, el 13.4% dice haber consumido esta sustancia al menos una vez en la vida, con el 20.6% entre los hombres y el 6.6% entre las mujeres.
2. Considerando el uso en el último año, el 4.1% de las personas encuestadas dice haber usado marihuana al menos una vez en dicho período: aproximadamente el 6.8% de los hombres y el 1.7% de las mujeres. Estas cifras equivalen a cerca de 240 mil personas.
3. Analizados los grupos de edad en cuanto al consumo de marihuana en el último año, el mayor porcentaje de consumo se encuentra en el grupo de 18 a 24 años con el 8%, seguido por el grupo de adolescentes con el 6.7%.

La cocaína ocupa el segundo lugar entre las sustancias ilícitas de mayor consumo en Bogotá.

1. El 4.3% de los encuestados refiere haber consumido cocaína alguna vez en la vida, siendo muy superior el consumo en los hombres: 7.5% versus 1.4%.
2. Respecto al consumo reciente de esta sustancia, el 0.7% de las personas encuestadas declara haber usado cocaína en el último año: el 1.3% de los hombres y el 0.2% de las mujeres. En otras palabras, cerca de 43 mil personas en la ciudad han consumido cocaína al menos una vez durante los últimos 12 meses.
3. La tasa más alta de consumo de cocaína se encuentra entre los jóvenes de 18 a 24 años, con el 2.2% de prevalencia en el último año, estimando unos 20 mil jóvenes en este consumo. En segundo lugar está el grupo de 25 a 34 años con un 1.5%.

Consumo de bazuco.

1. El consumo de bazuco tiene una prevalencia de alguna vez en la vida del 1.2% con clara diferencia según sexo (2.3% en hombres y 0.3% en mujeres); cifra que disminuye al 0.2% para el consumo ocurrido durante el último año.
2. 13 mil personas reportan consumo de basuco en el último año, de las cuales más de 11 mil son hombres. El uso problemático y dependiente afecta al 62.6% de los usuarios del último año o recientes.

Consumo de éxtasis:

1. Los indicadores de consumo de éxtasis muestran que el 1.7% de la población alguna vez en la vida consumió esta sustancia, mayoritariamente hombres (2.4% versus 1.1%).
2. La proporción de personas que ha consumido en el último año se reduce al 0.2% con gran distancia entre los sexos (0.4% hombres y 0.1% mujeres). Los usuarios del último año tienen mayoritariamente de 18 a 24 años.

Otras sustancias:

1. En cuanto a las sustancias inhalables, el estudio indica que 1.4% de las personas ha consumido estas sustancias alguna vez en la vida; de ellas, 0.4% lo hizo en el último año y 0.2% en el último mes. La preponderancia del consumo es clara entre hombres, adolescentes y jóvenes de 18 a 24 años. Por otra parte el 1.4% declaró haber usado popper alguna vez en la vida y el 1.1% declaró haber usado dick en dicho período.
2. El uso de psicofármacos sin prescripción médica tiene prevalencias bajas en Bogotá. El 2.6% de la población tomó tranquilizantes alguna vez en la vida, disminuyendo a 0.5% en el último año, sin diferencias entre sexos y en mayor medida a partir de los 25 años.
3. El 0.5% usó algún estimulante alguna vez en la vida disminuyendo a 0.2% en el último año; ese uso es mayor entre los hombres.Estas cifras deben preocupar, por esa razón es necesario que se adopten los controles policivos para acabar con el microtráfico, pero adicionalmente el gobierno distrital debe fortalecer las campañas de prevención del consumo de drogas que adelanta la Secretaría Distrital de Integración Social, a través de su proyecto Jóvenes Visibles y con Derechos y que trabaja por la generación de alternativas frente al uso indebido de drogas.

Abogada colombiana. Estudió en el Colegio Hijas de Cristo Rey de la ciudad de Bogotá y, posteriormente estudió Jurisprudencia en la Universidad del Rosario. Actualmente es Representante a la Cámara por Bogotá.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*