¿Juegos de Guerra con Venezuela?

Opinión Por

América Latina se caracterizó, especialmente en el Siglo XX, por ser una región libre de armas de destrucción masiva y nucleares, ser históricamente una región unipolar, especialmente en el periodo de la guerra fría -tuvo solo la influencia del polo hegemónico norteamericano-, igualmente ha tenido a lo largo del último siglo el menor número de conflictos interestatales -comparado con Europa, Africa y Asia- y por ello mismo poco relevante en asuntos estratégicos globales. Situación que ojalá se siga manteniendo.

El TIAR (Tratado de Asistencia Recíproca) fue parte de la estructura de Seguridad Regional que en el contexto de la guerra fría promovió la potencia hegemónica y fue formalizado en 1947 a través del Tratado de Río de Janeiro, así como la OEA, creada en la reunión panamericana de Bogotá de 1948, fue el paraguas político. Pero el TIAR empezó a hacer agua con la guerra de Malvinas entre Argentina e Inglaterra en 1973, en la cual USA prefirió apoyar a su aliado histórico Inglaterra, antes que a Argentina como lo establecía el TIAR. Por ello y de manera progresiva el TIAR fue perdiendo relevancia regional y visto, en ese contexto de la guerra fría, más como un mecanismo utilizado por los norteamericanos para legitimar intervenciones unilaterales en países de la region -especialmente del Caribe y Centroamérica-. Varios países se retiraron del mismo como México y Venezuela, alrededor de la reunión de la OEA de 2003 sobre Seguridad realizada en México. Posterior a la terminación de la guerra fría el esquema político y de seguridad hemisférico empezó a modificarse y por ello suena un poco anacrónico, tanto los ruidos de guerras interestatales, como la invocación a un mecanismo casi obsoleto.

Es verdad que históricamente con Venezuela, pese a ser vecinos, hemos tenido historias políticas distintas. En Venezuela el caudillismo militar ha sido una constante, a diferencia de Colombia donde mal que bien hemos contado con un régimen democrático. Igualmente es verdad que tenemos una situación de límites sin resolver -delimitación  de aguas marinas y submarinas- y que a finales de los 80s en el gobierno del Presidente Barco, tuvimos el incidente de la Corbeta Caldas en el golfo de Coquivacoa -el momento más tenso de una eventual confrontación militar- y es altamente probable que desde entonces, tanto las Fuerzas Armadas colombianas como las venezolanas, tengan como hipótesis de guerra, la eventualidad de una confrontación militar -como seguramente se tiene igual con Nicaragua-, las disputas limítrofes siempre han sido una causa de posibles enfrentamientos militares interestatales.

Pero de ahí a considerar que esos juegos de guerra, propio de los ejercicios de preparación de las Fuerzas Militares en toda sociedad, se vaya a pasar a un conflicto real no solo hay mucho trecho, sino sería una irresponsabilidad de los dos gobiernos. Es verdad qué hay en el país vecino una crisis política y una crisis humanitaria y que está bien que nosotros tratemos de ayudar a su solución, facilitando y promoviendo el diálogo político serio entre venezolanos, entre las Fuerzas políticas del gobierno y la oposición para encontrar las salidas más adecuadas -es lo que ha venido promoviendo Noruega con su experiencia como facilitador para la solución de conflictos políticos internos- y en lo cual puede ayudar mucho Naciones Unidas como garante.

Pero enfrentamientos militares entre países hermanos eso debe ser descartado de tajo. No puede acudirse irresponsablemente a La discusión no es cual es el mejor ejercito o aviación, el tema es que esa posibilidad no debe caber en el mundo actual y no puede ser un factor de distracción para ninguno de los gobiernos.

Doctor en Ciencias Políticas, de la Universite Catholique De Louvain, y Magister en Política Social de la Universidad Externado de Colombia. Es autor de múltiples investigaciones y actualmente Profesor asociado de la Universidad Nacional.

2 Comments

  1. La manipulación fronteriza y la nueva guerrilla
    Políticos y columnistas manipulan descaradamente con una supuesta agresión de Maduro para tapar sus problemas, y agigantan la amenaza de la nueva guerrilla, que ni se sabe si realmente existe
    Por: Gabriel Ángel | septiembre 13, 2019
    Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

    Nicolás Maduro en los ejercicios militares realizados esta semana en la frontera con Colombia. Foto: Twitter/Nicolás Maduro
    Con el escándalo armado en torno a los ejercicios militares ordenados por el presidente Nicolás Maduro en Venezuela, cerca de la frontera con Colombia, sucede algo parecido a lo que ocurre con el barullo armado en los medios con relación con los videos y cartas enviados por Iván Márquez y Santrich desde un lugar desconocido, del que lo único que se sabe es que está muy lejos. Sectores de la gran prensa y políticos de ultraderecha los agigantan a ver si pescan en río revuelto.
    Si se lo piensa con cabeza fría, se puede concluir que lo menos que desea la revolución bolivariana, es un enfrentamiento armado con su vecina Colombia, algo jamás pensado por El Libertador y padre de las dos patrias. Del lado de allá tienen razones para pensar en que es del lado colombiano donde existen serias amenazas de agresión contra su país. Al mostrar su poderío bélico en la frontera, simplemente piden al gobierno Duque pensar muy bien lo que hace.
    Hace apenas unos meses que el presidente Duque y su canciller anunciaban que le quedaban unas horas a la dictadura venezolana, al tiempo que se presentaban a la frontera, en compañía de otros presidentes latinoamericanos, para avalar la intromisión en territorio de una nación soberana, de personas y elementos que se sabía iban a agredir a las autoridades vecinas. La policía de aquí contemplaba pasiva a los grupos que preparaban armas y explosivos con ese fin.
    Colombia ha auspiciado la presencia de golpistas y conspiradores como Pedro Carmona y otros en su territorio, a sabiendas de que se trata de personajes solicitados por los jueces allende la frontera. Asimismo ha permitido que funcionen en salones de su Congreso de la República, instituciones y personas proscritas en el vecino país. Ha desconocido la elección democrática del presidente Maduro, mientras reconoce como legítimo a Guaidó, un usurpador que nadie eligió.
    Nadie olvida que tras el fin de su período presidencial en 2010, Álvaro Uribe afirmó que le había faltado tiempo para preparar la agresión militar a Venezuela. Ni que el ahora senador representa el objeto de inspiración para el actual gobernante, empeñado desde el primer día de su mandato en entrometerse en los asuntos internos de su vecino. Duque encabeza el concierto de gobiernos suramericanos empeñados en tumbar el gobierno de Maduro.
    La permanente alharaca del presidente colombiano sobre la restauración de la democracia en Venezuela, a la que se une masivamente su partido, en contradicción con principios universales del derecho internacional, y la incesante apertura de espacios diplomáticos en los que se persigue hacer aprobar una intervención militar en el país hermano, así como el apoyo declarado del gobierno Trump a ese tipo de aventura, son amenazas reales a la soberanía de Venezuela.

    Ni que fueran infantes recién nacidos los venezolanos
    para pensar que les resultará beneficiosa una guerra internacional

    República que tiene todo el derecho de recordarle a su vecina que semejante locura puede salirle muy cara. Ni que fueran infantes recién nacidos los venezolanos para pensar que les resultará beneficiosa una guerra internacional, por más que aquí un cúmulo de políticos y analistas aseguren que con tal de distraer la atención sobre sus problemas, el gobierno de Nicolás Maduro está dispuesto a agredir a Colombia. La manipulación en ese sentido es descarada.
    Igual que sucede con la agigantada amenaza de la nueva guerrilla, una organización de la que ni siquiera hay la menor evidencia de que realmente existe. Sobran los alarmistas que la describen como una poderosa fuerza capaz de sumir al país en un conflicto de proporciones comparables a las de los primeros tres lustros del presente siglo. Ni ellos lo creen, pero les interesa hacer pensar a la población colombiana que nos hallamos al borde de una temible guerra civil.
    Romaña, Aldinever, y el mismo Walter, para hablar tan solo de algunos de los antiguos mandos hoy supuestamente reencauchados, deben recordar muy bien la situación que vivíamos las Farc hace tan solo una década, con un Secretariado Nacional, un Estado Mayor Central, y una formidable estructura de bloques, frentes, columnas y compañías móviles de combate. Los muchachos del campo y la ciudad ya no ingresaban a filas, resultaba imposible reparar las bajas.

    Deben recordar la situación que vivíamos las Farc hace una década.
    Los muchachos del campo y la ciudad ya no ingresaban a filas, era imposible reparar las bajas

    Y saben bien que esas bajas no solo se contaban en muertos y heridos, sino sobre todo en deserciones, en traiciones, en colaboraciones voluntarias con el enemigo. Los dos primeros saben que Cundinamarca resultó irrecuperable para el Bloque Oriental aun en épocas de su mayor auge. Y conocen muy bien lo que sucedió con muchos frentes desde el Caquetá a Arauca. Son inteligentes, tienen que ser conscientes de los límites reales de la voluntad de rehacer el pasado.
    Las Farc se forjaron tras un larguísimo proceso histórico, social y político, no por la voluntad de unos cuantos individuos que se pensaran héroes. Aquellos tiempos pasaron, las realidades señalan caminos distintos. Los pregoneros del desastre pierden su tiempo.

  2. LA HISTORIA DE AMÉRICA LATINA ES UNA HISTORIA MARCADA POR LA INSURRECCIÓN DE LOS PUEBLOS CONTRA REGÍMENES QUE INTENTARON ESTABLECERSE EN NUESTRO TERRITORIO, Y QUE DEJARON SU HUELLA EN NUESTRO MODELO POLÍTICO Y ECONÓMICO. ES EL CASO DE LOS ESTADOS UNIDOS, AL QUE TODOS LOS PAÍSES LATINOS DEBEN RENDIR PLEITESÍA, SI ES QUE NO QUIEREN UN BLOQUEO ECONÓMICO COMO EL DE CUBA O VENEZUELA.
    TAN INCRUSTADO ESTÁ ESTO EN NUESTRA CULTURA, QUE LOS DIRIGENTES QUE ESCOGEMOS EN NUESTROS PAÍSES LATINOS (BOLSONARO, MACRI,URIBE, DUQUE) SON LA COPIA BARATA DE QUIEN DIRIGE LA POLÍTICA PÚBLICA DE AMÉRICA DESDE ESTADOS UNIDOS, DONALD TRUMP. TODOS ESTOS PRESIDENTES HACEN PARTE DE UN MISMO MODELO CAPITALISTA QUE, UTILIZANDO EL PODER PARA EL BENEFICIO ECONÓMICO SUYO Y DEL COMPLEJO EMPRESARIAL QUE LOS SACA ELECTOS, ESTÁN ACABANDO CON LOS RECURSOS NATURALES, QUE LITERALMENTE NOS DAN VIDA. NO SE DAN CUENTA QUE ESE PEQUEÑO BENEFICIO EN EL CORTO PLAZO ESTÁ TENIENDO UN COSTO ALTÍSIMO EN EL LARGO PLAZO.
    LA OLIGARQUÍA CRIOLLA NOS ENTREGÓ AL IMPERIO INGLÉS Y, DESPUÉS, AL NORTEAMERICANO.

    EL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL O FMI, TIENE COMO PROPÓSITO NO AYUDAR A LAS NACIONES A QUE PROGRESEN O SOLUCIONE SUS PROBLEMAS, SINO LO QUE SE PROPONE ES AYUDAR A LOS ACREEDORES INTERNACIONALES PARA QUE PUEDAN COBRARLES LAS DEUDAS.
    Y NO PRETENDE QUE LE DEVUELVAN NADA DEL CAPITAL, SINO QUE PAGUEN LOS INTERESES Y SI NO PUEDEN HACERLO EN TIEMPO Y FORMA, LOS REFINANCIEN, YA QUE SU FINALIDAD ES MANTENERLOS ENDEUDADOS DE POR VIDA, PORQUE SUS FONDOS ESTÁN DEDICADOS A LA USURA. ELLOS SABEN, PERFECTAMENTE, QUE EN LA MAYORÍA DE LOS CASOS, EL CAPITAL ES IMPAGABLE, PERO LOS INTERESES HAY QUE PAGARLOS O REFINANCIARLOS

    Y ASÍ… LA DEUDA ORIGINAL SE VA CANJEANDO POR OTRA MUY SUPERIOR Y SE HACE PERPETUA O ETERNA.

    LOS PAÍSES SOBERANOS, QUE NO SE COMPROMETEN CON EL FMI SON AMENAZADOS CON GUERRAS QUE DURAN AÑOS, COMO ESTÁ OCURRIENDO EN AMÉRICA LATINA, DONDE ESTÁN SIENDO DEMONIZADOS CUBA, VENEZUELA, BOLIVIA, NICARAGUA, LOS EX PRESIDENTE LULA, CORREA Y CRISTINA KIRCHNER, POR HABER HECHO GOBIERNOS PARA EL BIENESTAR DEL PUEBLO Y QUE ELLOS, DESPECTIVAMENTE, LLAMAN “POPULISMO”.

    LATINOAMERICANOS ESTÁN ABUSANDO DE SU INGENUIDAD, PERSONAJES TRAIDORES DE LA PATRIA LOS ESTÁN ENGAÑANDO CON FALSAS PROMESAS DE BIENESTAR Y PROGRESO Y POR EL CONTRARIO ESTÁN ENTREGANDO VILMENTE LA PATRIA A GOBIERNOS EXTRANJEROS PARA QUE SAQUEEN LAS RIQUEZAS Y SE APROPIEN DE LAS TIERRAS DE LA NACIÓN.
    CON EL DISFRAZ DE LA “AYUDA HUMANITARIA” VIENEN LAS INVASIONES Y LA SUMISIÓN.
    EL CANAL HUMANITARIO: SON INSTRUMENTOS QUE HA USADO EL IMPERIALISMO EN EL MUNDO PARA INVADIR PUEBLOS.
    DETRÁS DEL TAN ANHELADO CANAL HUMANITARIO EXIGIDO POR LA DERECHA SE ESCONDE ES UNA INVASIÓN EXTRANJERA.
    SE TRATA DE UNA OPERACIÓN ENCUBIERTA, CUYO FIN FUNDAMENTAL ES ATACAR AL MODELO DE INCLUSIÓN Y DE IGUALDAD QUE SE DESARROLLA EN BENEFICIO DE LAS AMPLIAS MAYORÍAS.
    CON SUS CIPAYOS TRAIDORES PROVOCARON GENOCIDIOS Y MATANZAS EN PAÍSES COMO ARGENTINA, BRASIL, CHILE, ECUADOR, HONDURAS, COLOMBIA, PARAGUAY, GUATEMALA, EL SALVADOR, Y “REORDENARON” LOS MODELOS PRODUCTIVOS NACIONALES EN BENEFICIO DEL CAPITAL TRASNACIONAL, ÁVIDO EN CONTROLAR RECURSOS Y GLOBALIZAR SUS MECANISMOS FINANCIEROS.
    PENETRAN GOBIERNOS ENTEROS IMPONIENDO PRESIDENTES Y MEDIANTE INFILTRACIONES DE LOS CONGRESOS Y PARTIDOS POLÍTICOS SE TOMAN EL PODER PARA SUS BENEFICIOS.
    AMÉRICA PARA LOS ESTADOUNIDENSES
    LA REGIÓN REVISTE UN VALOR SIGNIFICATIVO PARA WASHINGTON, YA NO COMO “PATIO TRASERO” SINO COMO “RESERVA ESTRATÉGICA” DE LOS “BIENES COMUNES” -QUE EL CAPITALISMO CONSIDERA “RECURSOS NATURALES” EXTRAÍBLES Y PROCESABLES SIN LÍMITES- Y DE UNA POTENCIALIDAD DE PRODUCCIÓN ALIMENTARIA CAPAZ DE CUBRIR LAS DEMANDAS DE UN FUTURO QUE YA MUESTRA LAS DENTELLADAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO.
    QUÉ IRONÍA, GOBIERNOS QUE PREDICAN E IMPONEN LA DEMOCRACIA, SON LOS QUE MÁS INJUSTICIAS COMETEN CONTRA LA HUMANIDAD Y EN NOMBRE DE LA DEMOCRACIA REALIZAN LOS MÁS VILES ACTOS PARA SOCAVAR Y SOMETER LAS NACIONES A SUS INTERESES CAPITALISTAS.==
    POBREZA E INEQUIDAD, CORRUPCIÓN, TERRORISMO, CRIMINALIDAD, TRÁFICO DE DROGAS Y DESASTRES “NATURALES”, SON PRESENTADOS COMO DESAFÍOS QUE AMENAZAN AQUELLAS METAS. EN REALIDAD, CADA ÍTEM ES UNA PUERTA POR LA QUE LOS CUADROS DEL COMANDO SUR, EL DEPARTAMENTO DE ESTADO, LA CIA Y LA DEA, LOS ORGANISMOS DE CRÉDITO Y LAS EMBAJADAS CON BANDERA DE USA, PENETRAN PARA AFINCARSE EN LOS PAÍSES QUE CONSIDERAN IMPORTANTES PARA ALCANZAR SUS FINES, DEFINIR POLÍTICAS Y ALINEAR GOBERNANTES U OPOSITORES.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*