LA PANDEMIA DEL COVID19

Opinión Por

Durante la semana pasada vivimos varios acontecimientos que van a determinar durante los próximos meses el campo político, económico y social del mundo y, naturalmente, de Colombia. El increíble aumento del dólar, la baja en el precio del barril de petróleo y el coronavirus, muestran un panorama sin precedentes en la historia. La recesión económica es una realidad mundial y exige medidas globales que comprometan a todos los países y eviten la quiebra de industrias como la aeronáutica.

Sólo me referiré al COVID19, indicando que nuestro país aprendió del equivocado manejo que le dieron países como Estados Unidos y España. En esta última, la improvisación, la reacción tardía y la subestimación del riesgo dejó a la fecha como saldo 4.505 infectados y 121 muertos, por lo que el gobierno tomó la decisión de declarar el estado de emergencia para los siguientes 15 días y de confinar a Cataluña -que cuenta con una población de 7.6 millones de personas-. Medidas drásticas pero tardías para contener el virus.

Celebro que nuestras autoridades estén siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Es fundamental que el Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Salud apoyen a los entes territoriales. No todos los departamentos tienen la misma infraestructura ni capacidad de reacción por lo que el gobierno debe estar alerta ante cualquier emergencia que se presente. Zonas de frontera con escasa y precaria infraestructura como La Guajira, necesitan una presencia institucional del Estado fuerte y decidida.

Sin embargo, es importante aprender de la desafortunada experiencia de Estados Unidos, donde han escaseado los test para diagnosticar el COVID19, así como los tapabocas y guantes en algunas zonas. Qué medidas de choque está implementando el gobierno colombiano para que esto no ocurra en nuestro país? Tiene ya el sistema de salud suficientes kits de prueba de diagnóstico disponibles para identificar a tiempo y en la fase de contención a las personas infectadas?

Igualmente debo reconocer la labor que está haciendo la alcaldesa Claudia López en el manejo de la emergencia en Bogotá. Su reciente advertencia es fuerte pero necesaria. Debemos tomar esta problemática muy en serio y adelantar todas las medidas preventivas existentes. Es preferible una cuarentena que interrumpa nuestro día a día a un desbordamiento de infecciones que conduzca a un colapso en la capacidad del sistema de salud.

Mi llamado es a la serenidad y a que acatemos las directrices de las autoridades sanitarias. El gobierno debe tomar medidas drásticas y severas eso si contra los inescrupulosos especuladores y acaparadores que pretenden hacer negocios cabalgando sobre la crisis del COVID19. Es la hora de la solidaridad y de actuar con responsabilidad frente a los más débiles y vulnerables a este virus.

Exsenador de la República. Politólogo del Instituto de Estudios Políticos de París, Magíster en Política Internacional de la escuela de Altos Estudios Internacionales de Francia. Y Magíster en Relaciones Internacionales y Seguridad en la Universidad de Georgetown.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*