La paz con el Eln

Opinión Por

En los últimos días los colombianos recibimos la sorpresiva noticia donde se anunciaba la suspensión temporal de los diálogos de paz con la guerrilla del ELN.

Varios actos violentos generados por esa guerrilla en el oriente del país, especialmente en los departamentos de Arauca y Casanare terminaron por llevar al Gobierno a tomar la decisión de regresar de Quito al equipo negociador con los elenos justo cuando se tenía previsto dar inicio al quinto ciclo de diálogos con esa guerrilla en la capital ecuatoriana.

El país en general esperaba que justamente en ese ciclo se acordara la continuidad del cese bilateral del fuego, lamentablemente no fue así y hoy el proceso pierde confianza y respaldo de la sociedad colombiana.

No porque haya conflicto se justifica hacer todo. Los hechos del ELN fueron graves, graves contra la vida de ciudadanos, contra la vida de miembros de la Fuerza Pública y graves por las explosiones contra el oleoducto.

Qué tiene de revolucionario afectar las cuencas, los ríos, las aguas, la naturaleza? -eso no tiene ningún valor político ni revolucionario, eso lo que hace es que la sociedad colombiana no entienda el diálogo con el ELN, la sociedad lo venía respaldando, valorando porque el cese bilateral fue significativo, aportó mucho, pero con esto lo que hacen es borrar con el codo lo que venían haciendo con la mano.

El país no está para soportar este tipo de situaciones, más cuando la gente respaldo, apoyo y aplaudió el cese. Lo que ellos deben pretender es que la sociedad apoye ese proceso de Paz, no que odie ese proceso con los elenos.

Muchos nos preguntamos por qué es tan complicado adelantar un proceso de paz con el ELN?

Frente a esto se juntan muchos factores. La primera de ellas es que la estructura del Ejército de Liberación Nacional es más federada, cada estructura se mueve como una unidad táctica. El hecho que no haya voceros del ELN que operan en Chocó y Arauca en la mesa de Quito genera una situación muy difícil de manejar.

Se están agotando las posibilidades políticas con esta guerrilla, el tiempo se agota y poco se avanza, sin embargo hay que reconocer que durante los 101 días de cese, el país evitó 95 muertes de personas y 400 más que hubieran salido heridas.

No le demos pausa a la guerra, a la violencia. La sociedad está irritada y el país también merece que se logre la Paz con el ELN.

Abogado y Economista de la Pontificia Universidad Javeriana, con una Maestría en Desarrollo Económico de la Universidad de Andalucía. Fue Presidente de la Asamblea de Nariño y Concejo Municipal de Pasto, Secretario de Hacienda de este mismo departamento y actualmente es Senador por el Partido Liberal Colombiano.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*