LEVES BRIZNAS

Opinión Por

Transcurre el mes de enero y el mundo se sacude con una recordación y con una pandemia que amenaza vidas. La recordación: el holocausto judío que extirpó la vida de millones de hebreos en cámaras de gas y en fusilamientos perpetrado por un caudillo populista, como los hay ahora, y el coronavirus, virus originario de China que le achacan a un exquisito y exótico plato de sopa de murciélagos muy apetecido por la gastronomía de esa nación.

En cuanto al holocausto vale la pena destacar que este no solo afecto a los judíos sino también a los gitanos, a los testigos de jehova, a los homosexuales, a los prisioneros rusos, a los comunistas, a los izquierdistas y a los que no fueran afectos al régimen. La acción genocida del Estado Alemán dirigido por Adolfo Hitler causó aproximadamente 8 millones de víctimas dentro de las cuales había un millón de judíos. Este exterminio miserable que produjo tanto dolor no solo se realizó en territorio alemán, también se produjo en los territorios ocupados por los alemanes como Polonia y Hungría. Auschwitz, campo de concentración y de exterminio liberado por los rusos es el icono del horror, del hambre, de la tortura, del sufrimiento, del despreció por la vida, de la agonía desgarradora de niños, mujeres y ancianos. Esta pagina monstruosa de la historia de la humanidad debe ser un referente sobre cómo el populismo, tan en boga hoy, construye tiranos y genocidas y extermina pueblos y razas. Y ahí cabe la frase de que el que no conoce la historia está condenado a repetirla.

En cuanto al Coronavirus este no es nuevo, se descubrió en 1960 y ya ha tenido apariciones en el año 2002 en China y en el 2012 en el Oriente Medio específicamente en Arabia Saudita, reapareciendo nuevamente en Wuhan, China a finales de 2019. Consiste específicamente en una neumonía severa que afecta el sistema respiratorio y produce la muerte si no es atendido oportunamente. Datos de historiadores manifiestan que ha causado 800 muertos desde su aparición por los años 60. Este virus se origina en animales como el murciélago y el camello y se transmite a los humanos. Vale la pena precisar ante tanta especulación que tiene cura cuando se trata oportunamente y neutraliza el contagio como se demostró en las pandemias anteriores.

No olvidemos que somos frágiles y que:

“Somos como una leve brizna al viento y el azar” Porfirio Barba Jacob.

Doctor en Derecho y Ciencias Políticas, fue Alcalde de Bucaramanga en el periodo 1995-1997, Gerente de las Empresas Públicas de Bucaramanga, Secretario de Vivienda y del Interior de la Gobernación de Santander.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*