Lo que cambia para no cambiar nada

Opinión Por

Cambios. ¿El presidente Duque le dejó la iniciativa legislativa a los partidos?, ¿Realmente es el fin de la mermelada?, ¿El nuevo gobierno será más técnico que político?, ¿La controversia quedó a cargo del expresidente Uribe y su bancada, mientras el presidente se quedó con la administración?

Lo que no se puede dudar es que el panorama político es nuevo, tanto las relaciones del presidente con el congreso, como las prioridades del gobierno serán distintas, aunque falta mucho por ver para conocer la forma como el nuevo gobierno intentará hacer realidad sus más ambiciosos proyectos.

 

No es el fin de la mermelada

El gobierno Duque no entregó cargos a las bancadas de lo apoyaron en campaña, el doble efecto de esto es que tanto los Liberales, como Cambio Radical y el Partido de la U, se declararán independientes, pero al mismo tiempo sin una coalición, estos comenzaron a tener la iniciativa legislativa, como el caso de Vargas Lleras y su partido que ya radicó su propia Reforma Tributaria y su Reforma a la Justicia entre otros proyectos.

Digamos entonces que “la mermelada está en los detalles”, Duque buscará jugársela proyecto por proyecto, para encontrar mayorías, y debido a que la llamada mermelada no es solo la entrega de cargos burocráticos, bien cabe revisar que tendrán los parlamentarios para sus regiones y contratos clave, pues un apoyo meramente ideológico en el legislativo es algo irreal.

 

Todo cambio para no cambiar nada

La elección del Contralor General dejó demostrado que dicho cambio no es realmente una nueva forma de hacer política, lo único a resaltar es que el presidente dejó en manos de la bancada del Centro Democrático vs el resto del Congreso, la tarea de elegir contralor, fuera de eso, tanto la reunión de los expresidentes, como el apoyo de Vargas Lleras y su partido, marcaron el triunfo de Felipe Córdoba.

Es decir, el ejecutivo no se metió, pero eso no hizo que sustancialmente tuviéramos un Contralor elegido exclusivamente por su capacidad técnica y resultados en las pruebas previas a la terna.

Además, la misma bancada del Centro Democrático parece dar pasos que desconoce presidencia, la ministra de Trabajo Alicia Arango (tan cercana por años al expresidente Uribe como su secretaria privada) no sabía que el senador radicaría un proyecto para aumentar sustancialmente el salario mínimo, tanto ella a los periodistas como su propia asesora lo han manifestado, como tampoco sabía el gobierno que se radicaría un proyecto para cortarle las manos a la JEP y a la Comisión de la Verdad sobre la información de inteligencia que han solicitado a las entidades públicas.

Si el presidente desconoce o no realmente esto, o es parte de una estrategia, lo sabremos muy pronto con las discusiones para tramitar el Plan Nacional de Desarrollo, así como el paquete de leyes que propone Duque.

La verdadera pregunta es ¿Soportará el presidente un round a la vez para tramitar sus proyectos?

Ñapa: La Consulta Anticorrupción podría demostrar una de dos cosas, primero, que los colombianos están interesados en tomar medidas para afrontar la corrupción, así no estén de acuerdo con todas, o segundo, que de la misma forma que en temas de paz, los prejuicios sobre quien hace el intento de cambiar las cosas, están por encima del cambio mismo, y/o que al igual que el Congreso el elector prefiere no actuar, pero si quejarse eternamente de lo que pudo ser.

Politólogo con Énfasis en Comunicación Política. Fue director del programa radial Politizate de Poliradio y Estratega digital del Partido Liberal Colombiano. Investigador en temas electorales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*