LOS NUEVOS ROLES DE LAS FUERZAS ARMADAS Y DE LA POBLACIÓN

Opinión Por

UNA CONTRIBUCIÓN PARA LA CONSTRUCCIÓN DE UNA NUEVA SOCIEDAD

Hace pocos días se registró una noticia sobre las actividades de los miembros del ejército colombiano asignados a la base El Gualí en el parque natural de los Nevados en el eje cafetero. A diferencia de las noticias habituales en los últimos cincuenta años, esta vez se anunció el traslado de varios frailejones del páramo, por parte de los soldados, a zonas más seguras para su desarrollo por los peligros a los que está expuesta la planta. Según un estudio realizado por la Universidad Nacional, el páramo de Chingaza produce el 63% del agua que consume Bogotá, el páramo de Guerrero aporta toda el agua de la ciudad de Zipaquira. Esto muestra lo importante que es el cuidado de los diferentes ecosistemas en el país.  (www.eltiempo.com/amp/colombia/ejercito-ayuda-a-restaurar-paramo-en-el-parque-nacional-de-los-nevados-74058)

Este tipo de noticias nos hacen reflexionar sobre la importancia que tiene el cuidado del medio ambiente. Recientemente la revista Dinero publicó un artículo en el cual se señala que Colombia sufre de escasez económica de agua. Eso quiere decir que los sectores productivos consumen el 84.4% del total de la demanda de agua que asciende a 35.987 milímetros cúbicos, que equivale a llenar 28 veces el embalse de Betania. El resto se distribuye en la población de manera desigual. http://www.dinero.com/edicion-impresa/la-grafica/articulo/mapa-de-escasez-de-agua-en-el-mundo/243940?utm_source=newsletter&utm_medium=mail&utm_content=dinero&utm_campaign=2017_04_16

Ahora bien, las fuerzas armadas y todos, en general, en esta época de la sociedad colombiana tenemos una nueva oportunidad en la cual las fuerzas armadas y la población pueden contribuir con la preservación del medio ambiente y con el desarrollo de obras que resultan de un valor incalculable para los municipios y veredas del país, incluso en situaciones de desastre como la que padece Mocoa, en donde el ejército construyó un puente en muy poco tiempo. (http://www.lafm.com.co/regional/ejercito-termina-instalar-puente-metalico-la-via-mocoa-pitalito/amp/). Un ejemplo de las acciones de la población civil en el posconflicto es Guatemala, en donde los campesinos lograron armonizar el cuidado de los bosques y su aprovechamiento productivo. http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/la-leccion-de-un-bosque-que-produce-us6-millones-articulo-689363

Lo anterior no implica descuidar el mantenimiento de la paz y el orden en el país por parte de nuestras fuerzas armadas; se trata de realizar esa tarea en un territorio en paz y con acciones que no son exclusivamente bélicas. Las escenas de soldados heridos y muertos no alimentarán los titulares de los periódicos, la violencia será reemplazada por acciones en favor del medio ambiente, de reconstrucción, encaminadas a mantener la paz, entre otras.

Esta nueva época de la sociedad colombiana nos permite a todos los integrantes de la misma, sin importar si estamos o no de acuerdo con los acuerdos de paz suscritos y los que están por celebrarse con los grupos armados ilegales participar en la construcción de la sociedad y no dejar esa tarea exclusivamente al gobierno de turno o al que será elegido el próximo año.

Se requiere de varios elementos: en primer lugar, la caliza y la arcilla. Estos se obtienen de las ideas de todos sin importar la ideología política o las convicciones personales. En segundo lugar, el agua para mezclar los elementos. Esta se extrae del discernimiento en un ambiente de tolerancia absoluta. Para combinar esos tres elementos, se requieren acciones que deriven de las capacidades de todos. Ello nos permitirá obtener el cemento para empezar la construcción de la nueva sociedad en la cual la violencia sea parte del pasado. Ejemplo de ello fue lo acontecido en Cajamarca. (http://olapolitica.com/opinion/el-veto-de-cajamarca-a-la-explotacion-minera-un-precedente-para-el-pais/).

Las acciones en el Parque Natural de los Nevados y en Mocoa por parte de nuestro ejército nacional, nos muestra que Sí es posible edificar una nueva sociedad a partir de acciones diferentes y al alcance de todos. Como decía Albert Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. No podemos tener una actitud pasiva en este momento, tenemos la oportunidad de construir una nueva sociedad en la cual la violencia sea parte del pasado.

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*