LUCHA POR EL PODER DE LA UNIATLANTICO ¿UN FORTIN EN TIEMPOS ELECTORALES?

Opinión Por

El pasado martes, 9 de mayo, no se llegó a un consenso frente a la elección del nuevo rector de la Universidad del Atlántico, dos rondas de votación en la sesión del Consejo Superior, celebrada en la Gobernación, no bastaron para que fuera elegido un nuevo rector en propiedad para la Universidad del Atlántico. Antes de instalarse la sesión con quorum dliberatorio para la elección del nuevo rector, fueron varios los acontecimientos por diferentes sectores que hoy mantienen una gran puja por alcanzar este escaño.

Desde muy temprano, estudiantes realizaron un mitin en la entrada principal de la Universidad (sede norte), con la finalidad de elevar su voz de protesta, ya que consideraban que el gobierno local no respaldo la opinión de la comunidad estudiantil y docentes, que días atrás decidieron a través de consulta popular designar a Rafael Castillo como rector en propiedad del alma mater. Mientras los consejeros deliberaban sobre el futuro del alma máter, otro grupo estudiantes se plantaron frente a la gobernación del atlántico con consignas en rechazo a una posible elección de Carlos Prasca, candidato presentado en la terna por el representante de los egresados, y que es ex secretario de educación departamental.

Pero esto no ha sido todo, parte de la tensión generada también vincula los intereses del alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, quien se volvió a pronunciar sobre la elección de rector en declaraciones a los medios. Pidió al Gobierno Nacional intervenir para que la escogencia sea resuelta. En sus declaraciones expresó: “Esperamos que Eduardo se pare firme y siente su posición en favor de los muchachos y no de unos cuantos”. Cuestionó, además, que en la Universidad no hay calidad y acreditación.

El pronunciamiento del burgomaestre ha generado mucho revuelo entre estudiantes, y parte de la comunidad universitaria, toda vez que se presume, que el único interés del Alejandro Char, es obtener el poder sobre la universidad del Atlántico para terminar de apoderarse de Barranquilla y el departamento. Estudiantes le recuerdan al alcalde, que antes de meter sus manos en el alma mater, debería trabajar por cumplir su promesa de campaña, donde prometió la reubicación la cárcel distrital de Barranquilla y construir allí una sede de la Universidad distrital publica para jóvenes de escasos recursos de la ciudad.

Los cálculos políticos de Char, horas antes de entrar en sesión para la elección del nuevo rector, era que contaban con la mayoría (5 votos) en el Consejo Superior del alma mater para elegir a una de sus fichas como rector: Carlos Prasca, pero no fue asi, los cálculos fallaron, la votación comenzó justo después de que el Consejo Superior decidiera (con 6 votos a favor y 2 en contra) que el representante de los gremios César Lorduy no participara en este proceso. Quedando asi 3 candidatos por 8 votos en disputa.

En el desarrollo de la elección las opiniones estuvieron divididas: en la primera ronda Carlos Prasca, candidato de los egresados, obtuvo el apoyo de la Gobernación, Presidencia, Ministerio de Educación y egresados, para un total de 4 votos. 

Rafael Castillo, candidato de los estudiantes y profesores, fue escogido por los consejeros que representan a los estudiantes, profesores y directivos académicos, para un total de tres votos y Salim Mattar, postulado por parte de los exrectores, obtuvo solo un voto.

Luego de un receso, se dio inicio a una segunda ronda, donde ya se podía dar por definida la elección de Prasca, pero tampoco fue así…Vaya sorpresa, Eduardo Verano De La Rosa, Gobernador y quien preside el Consejo Superior cambio su voto por Salim Mattar, dejando como resultado: 3 votos para Carlos Prasca, 3 votos Rafael Castillo y 2 votos para Mattar, un resultado que no alcanzo para acabar con la interinidad de la Universidad del Atlantico, y que obligo a programar otra sesión para el 22 de mayo.

Con todo esto el único que puede cambiar el curso de ese ineluctable camino, que llevaría a una concentración absoluta del poder político, económico y cultural, y ahora si salen sus fichas también académico, de los Char, es precisamente el presidente del Consejo Superior, Eduardo Verano de la Rosa, quien recibió todo el apoyo de Alejandro Char para su elección como gobernador del atlántico, pero a Verano, le cuesta apoyar a un candidato que no le gusta. Prasca, fue uno de sus detractores al cuestionar la política de homologación docente de la secretaria de Educación del Atlántico de su primera administración.

Estudiantes y profesores guardan para el próximo 22 de mayo la esperanza que, Verano de la Rosa, elegido por las mayorías en el departamento del Atlántico, respete la consulta popular donde se impuso Rafael Castillo, y del mismo modo rechazan todo tipo de imposición o conveniencia política desde la familia Char, sedienta de alcanzar más poder, donde lo último que le falta para completar su vitrina es el botín de nuestra Alma Mater. 

¿Prevalecerá para Uniatlantico el interés de fortalecer la academia y su autonomía o resultaran vencedoras las fuerzas políticas con hambre de llegar a la casa de Nariño en el 2018?

 

Abogado de la Universidad Americana, Licenciado en Biología y Química, con un Master en Gerencia de Proyectos de Investigación y Desarrollo de la Universidad Dr. Rafael Belloso Chacin. Ha hecho investigaciones sobre el rol de los jóvenes en la política.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*