País de oportunidades

Opinión Por

Los colombianos somos una gran fuente de ingenio y talento. ¿Qué tanto cree el país en su gente? El país de las oportunidades es invertir en cada colombiano para que nadie esté condenado a hacer lo que le toca por crecer donde no le toca. Se trata de que la gente pueda encontrar la oportunidad que busca y crecer material y espiritualmente.

El trabajo para cada colombiano, debe ser fuente de crecimiento, bienestar y no de frustración y amargura. La encuestadora Gallup, realizó una encuesta en 142 países a 230.000 empleados y encontró que apenas el 13 por ciento de ellos se siente comprometido con su labor. Esta cifra, muestra con sorpresa que para el 90 por ciento de los trabajadores del mundo, su trabajo es más una fuente de frustración que de alegría.

Es vital revertir esa tendencia porque está comprobado que los trabajadores felices incrementan en un 88% la productividad de una empresa. De hecho, el estudio “Felicidad y Trabajo” realizado por la consultora mexicana Crecimiento Sustentable, afirma que un empleado satisfecho con su labor no solamente aumenta su sentido de compromiso y lealtad, sino que puede llegar a tener un 300% menos de riesgo en accidentes laborales y en consecuencia ausencias al trabajo.

Así mismo, otros estudios afirman que la renuncia de un buen trabajador dentro de una empresa disminuye sus ingresos en cerca de un 4% y puede incluso afectar hasta el 40% de las ganancias.

En términos del país, nos muestra que el logro de la paz o de cualquier meta que nos tracemos, solo es posible si invertimos en el talento humano. Y en el caso de Colombia esta inversión tiene el mejor retorno posible.

Cuando un colombiano busca trabajo, no solo aspira tener con qué pagar sus deudas del mes, sino también quiere un lugar para poner a funcionar sus ideas, una oportunidad para aprender y crecer, pero, sobre todo, una mejor vida para él y su familia.

Por eso, mi bandera es cultivar ese talento humano colombiano, estimular la innovación de los más jóvenes, apoyar la creatividad para desarrollar cada negocio incipiente en el país e incluir a la familia de cada trabajador en el acceso a bienes y servicios. La innovación, la productividad, el emprendimiento y el capital humano son la fuente de crecimiento económico sostenible para garantizar el bienestar y la calidad de vida en cada hogar colombiano.

Politólogo del Instituto de Estudios Políticos de París, Magíster en Política Internacional de la escuela de Altos Estudios Internacionales de Francia. Y Magisterial en Relaciones Internacionales y Seguridad en la Universidad de Georgetown. Actualmente Senador del Partido Liberal.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*