PARQUE NATURAL JOHNNY CAY: UN RETO PARA ESTRUCTURAR UN NUEVO MODELO DE EXPLOTACIÓN TURÍSTICA

Opinión Por

Recientemente la Procuraduría General de la Nación le solicitó al Tribunal Superior de San Andrés el cierre provisional o definitivo del Parque Natural Johnny Cay a través una acción popular. Esto con el fin de proteger la seguridad, la salubridad, el medio ambiente sano y la revaluación del régimen de ingreso de turistas y de las actividades comerciales realizadas dentro del parque. http://www.elespectador.com/noticias/judicial/la-procuraduria-pidio-proteger-los-derechos-de-los-habitantes-de-san-andres-articulo-690866. Por su parte, la Corporación para el Desarrollo Sostenible de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, (Coralina), en su calidad de administradora del lugar, después de la solicitud de la Procuraduría General, emitió un comunicado en el cual hizo alusión a las medidas solicitadas por esa entidad para la preservación del parque.

Lo cierto es que el Parque Johnny Cay, ubicado en una isla de poco más de 49 mil metros cuadrados, recibe más de 200 mil turistas al año. Esta situación implica graves riesgos en cuanto a la preservación del parque si no existe una adecuada política de turismo.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Ensayos de Economía de la Universidad Nacional, algunos de los problemas identificados en el parque son: i) la insuficiente e inadecuada infraestructura sanitaria y de disposición de desechos sólidos, ii) el desgaste avanzado en que se encuentran los arrecifes coralinos, iii) la gran afluencia de visitantes a las playas y zonas verdes, y iv) la proliferación de vendedores ambulantes producto de la afluencia de turistas.

A pesar de los problemas antes mencionados, el presidente ejecutivo de la Asociación Hotelera de Colombia, Cotelco, se mostró preocupado por la solicitud formulada por la Procuraduría General y manifestó que el cierre del parque es una medida extrema “…que puede llevar, como ha ocurrido en otros lugares, a la quiebra de empresarios comprometidos con el desarrollo de la isla”. http://www.eltiempo.com/vida/viajar/cierre-de-johnny-cay-afectaria-al-sector-hotelero-83304.
Nos apartamos de lo expuesto por el presidente ejecutivo de Cotelco. El cierre temporal o definitivo del parque no es una medida extrema ante la inexistencia de una política pública adecuada que permita la coexistencia de la explotación turística con la conservación del medio ambiente. Continuar con el parque abierto sin la implementación de una política como la señalada constituye un riesgo extremo para la supervivencia del ecosistema del parque.
Lo anterior no quiere significar que la explotación turística de un parque natural sea algo malo en sí mismo, sino que debe existir un modelo que permita la simbiosis entre la conservación y la explotación. Esto en aras de impedir o por lo menos mitigar los efectos del turismo en el ecosistema. Ejemplo de ello es el Circuito alrededor del volcán Momotombo en Nicaragua. http://www.elnuevodiario.com.ni/nacionales/393521-circuito-momotombo-modelo-turismo-sostenible/. Esperamos que los gremios y el sector público puedan crear y poner en marcha modelos que permitan la explotación y la conservación del medio ambiente.

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*