Una indispensable política de salud pública

Opinión Por

No hay duda acerca de la gravedad de la pandemia que está viviendo el mundo en este momento alrededor del virus del coronavirus o el COVID-19. Estamos enfrentando una situación con alto nivel de incertidumbre, por el desconocimiento, por lo menos parcial, del virus que se está enfrentando, que sin duda es una amenaza. Claramente se trata de una situación socialmente problemática que si bien parece haberse originado en China se ha venido expandiendo por contagio a una velocidad alta a otros países y por supuesto, además del país originario del problema, se ha expandido a la mayoría de países hasta el momento. China y Corea del Sur fueron inicialmente los casos problemáticos, luego Europa -especialmente Italia, España, Francia, Alemania, etc.-. Esto ha venido generando a nivel global una situación de temor rayando en el pánico, que es entendible aunque no deseable.       

El gobierno colombiano y los gobiernos territoriales tienen el desafío de ir construyendo, sobre la marcha, una política de salud pública y de seguridad pública y allí es fundamental la solidaridad de todos los miembros de la sociedad. Porque a diferencia de otras políticas públicas de salud pública y de seguridad, acá no hay tiempo de hacer diagnósticos de la situación problemática, sino responder sobre la marcha tratando de derivar aprendizajes de situaciones similares del pasado y de lo que están viviendo los países a los cuales les ha llegado inicialmente y de cómo lo han venido enfrentando. Por ello es necesario darle credibilidad a los gobernantes, nacionales y territoriales, pues para eso los elegimos, para enfrentar con políticas públicas adecuadas las situaciones problemáticas –con indicadores de seguimiento adecuados y la flexibilidad necesaria para introducirle ajustes sobre la marcha- y por supuesto ellos deben consultar y rodearse de los necesarios especialistas que ayuden a tomar las buenas decisiones.         

Los demás ciudadanos solo podemos buscar contribuir con algunas ideas, en ocasiones  derivadas de la observación e información, que afortunadamente circula ampliamente. Todo parece indicar que lo más eficaz en la fase inicial de contención es cerrar fuertemente las posibilidades del contagio, en eso parece que lo adecuado debería ser cerrar ya los vuelos procedentes de todos los países con mayor desarrollo de la pandemia como China, Corea, Europa y USA. Adicionalmente fortalecer la capacidad de control en las fronteras por vía aérea, terrestre y marítima; establecer contactos técnicos con los países vecinos –más allá de las diferencias políticas- para el manejo de las zonas fronterizas. Crear equipos de especialistas que analicen y sistematicen las estrategias de manejo en países como China y Corea, así como los medicamentos utilizados, para tratar de mejorar las condiciones para enfrentar nacionalmente el problema.           

Igualmente podría ser de utilidad solicitarle a las universidades la creación de equipos científicos para hacerle el seguimiento al problema y su manejo –estoy seguro que la Universidad Nacional con su Rectora a la cabeza y sus especialistas estarían en la mejor disposición para hacerlo- y empezar a preparar algunas unidades en la Fuerza Pública -sanidad militar y policial- para estar preparados para una fase previsible de expansión del problema y poderlo enfrentar adecuadamente.          

Creo que lo fundamental en este momento es una adecuada coordinación intra-gubernamental y del gobierno nacional con los gobiernos territoriales –hay que dejar por el momento de lado las diferencias políticas que existan-, una clara, oportuna y transparente información a los ciudadanos y de parte de la sociedad una solidaridad con las autoridades. 

Esto va a tener un costo social e individual, sin duda, pero debe primar el pensar en el ‘nosotros’ como sociedad, antes que los intereses de grupo o individual.

Doctor en Ciencias Políticas, de la Universite Catholique De Louvain, y Magister en Política Social de la Universidad Externado de Colombia. Es autor de múltiples investigaciones y actualmente Profesor asociado de la Universidad Nacional.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*