Y los votos no fueron suficientes

Opinión Por

Hace algunos días se conoció que el precandidato a la Alcaldía de Girardot Cundinamarca por el Partido Liberal Colombiano, Diego Mauricio Hernández presentó su renuncia irrevocable no solo a su precandidatura, si no a su militancia en dicho partido político.

Diego Mauricio, un joven líder político, quien ha sido Concejal de Girardot y lideró en 2017 la revolucionaria revocatoria de mandato al Alcalde de Girardot Fabián Villalba, era además de Presidente del Directorio Municipal Liberal, el más experimentado precandidato que hasta el momento había en la carrera por la Alcaldía del otrora pujante puerto cundinamarqués, sin embargo, los votos obtenidos hace un año y la experiencia no fueron suficientes para lograr el aval por el partido del trapo rojo.

Diego Mauricio quien obtuvo un total de 4213 votos en las elecciones a la Cámara de Representantes por el Departamento de Cundinamarca de marzo de 2018, según reporte de la Comisión Escrutadora del 21 de marzo de ese año; fue el tercero más votado de la lista liberal y el segundo más votado de manera individual en el municipio.

De los 5270 votos depositados en Girardot por el Partido Liberal Colombiano, 2389 votos fueron por Diego Mauricio, siendo la mayor votación individual del Partido en el municipio; sin embargo, todo parece indicar que dicha votación no es suficiente argumento para la Dirección Departamental de dicho Partido, en cabeza de líderes políticos de la Sabana de Bogotá.

Para resolver dar el aval para la Alcaldía de Girardot, desde las frías y distantes altiplanicies cundinamarquesas, municipios dependientes de los hilos de la política bogotana, se estaba solicitando amable y gentilmente, de manera coercitiva, que se realizara un proceso de encuesta entre los dos precandidatos: uno, Diego Mauricio y el otro, un líder de reciente afiliación al Partido Liberal, quien entre sus más grandes logros se encuentra apoyar la campaña electoral del único Representante por el Partido Liberal en la Cámara de Representantes por Cundinamarca electo en 2018, quien se religió y que obtuvo 1886 votos en Girardot. Por supuesto, la encuesta debía ser pagada por los interesados.

Es decir, el Estado de Opinión del que habla el senador Uribe Vélez, ya está tan en el tuétano de los partidos políticos colombianos que el resultado de una encuesta de opinión tiene igual o mayor valía que el de una consulta popular o el de las elecciones a Corporaciones Públicas.

Ante esta situación es válido preguntar si en efecto, la opinión del Directorio Departamental pesa más que la decisión del pueblo, que mediante elección popular hace un año decidió confiar en uno de sus hijos, uno de los que más han luchado contra la corrupción.

Se cuestiona uno si en efecto en el Partido de las Libertades, de la democracia interna, tiene el mismo peso, la opinión del Presidente del Directorio Departamental, aun cuando pueda representar a más de 42 mil votantes en todo el departamento, que la decisión de 2389 girardoteños.

A no ser que Diego Mauricio haga públicas las razones de fondo por las cuales renunció, ya que nada de ello dice en su misiva, todo será especulación, incluyendo los cuestionamientos que como simple votante de la gran ciudadela que a pesar de todas las mancillas que desde lejanas y frías tierras le hacen, se levanta contra el viento altanera.

Estoy seguro que, a pesar de todo, prontamente seguiremos teniendo buenas noticias de Diego Mauricio, mientras tanto, muchas dudas se ciernen sobre las decisiones del liberalismo en la Provincia del Alto Magdalena cundinamarqués.

Zootecnista Universidad Nacional de Colombia, Candidato a Magíster en Producción Animal de la Universidad Nacional. Coordinador Nacional para asuntos de Paz de la Organización Nacional de Juventudes Liberales 2014-2018.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*