YO TAMBIÉN TENGO QUE LLEVAR LA CONTRARIA

Opinión Por

Alejandro Ordoñez hizo público un video en el que le decía al Ministro de Salud Alejandro Gaviria: “ministro salió del clóset”. A propósito de una entrevista del ministro Gaviria a Noticias Caracol por el lanzamiento de su libro Alguien tiene que llevar la contraria. Aunque como defensor de los acuerdos de La Habana, liberal, creyente en los derechos de las familias homoparentales y alguien que ha denunciado la corrupción con que se reeligió Alejandro Ordoñez llevarle la contraria sería algo fácil, prefiero hacer un ejercicio más interesante y controvertir a Ordoñez desde mi fe como católico.

Según Ordoñez nuestro país no se merece tener ministros ateos, cuyo motor para impulsar políticas públicas es la muerte. El ex procurador acusa al ministro de salud de promover la eutanasia, los abortos y el consumo de drogas, convirtiéndolos en derechos. Se le olvida al EX procurador – y yo que creo en Dios siento que su destitución fue un milagro de la divina providencia – que Dios le entrego al hombre el libre albedrio para que decidiera. No puede pretender que tengamos un estado en que se imponga nuestra fe a todos a la fuerza, nada más alejado del mensaje de Dios.

Si quiere que las mujeres crean que hay vida desde la concepción, llevándolas a tomar la decisión de no abortar la tarea que Ordoñez tiene es salir a la calle a evangelizar. Gaviria ha defendido que se cumpla lo dispuesto en la sentencia de la Corte Constitucional, tendiendo que  enfrentarse a una cruzada que  Ordoñez emprendió aprovechándose de su cargo para abrir investigaciones disciplinarias a funcionarios que dieran cumplimiento a la sentencia, o demandando los actos administrativos.

Lo propio debería hacer para convencer a quienes quieren optar autónomamente por consumir drogas, aunque no veo como pueda usted controvertir que la marihuana se use para propósitos medicinales como lo ha liderado el ministro, como también tendría que evangelizar para convencer a quienes decidan  tener lo que llaman una muerte digna, que no es otra cosa que esa persona decida como y cuando quiere irse de este mundo, sin hacerle daño a nadie, queriendo por el contrario no someterse a sí mismo o a sus seres queridos a una muerte lenta.

En su vídeo vuelve a hablar del tema de las cartillas de genero y de ideología de genero incluida en los acuerdos de La Habana, respecto a esto sólo le puedo decir a Ordoñez que para alguien que hace interpretaciones tan exegéticas de los textos de la biblia, el octavo mandamiento de la ley de Dios nos invita a todos los que creemos en él a no mentir.

A Gaviria también lo han acusado de promover la promiscuidad sexual con la vacuna del papiloma humano, siendo que está haciendo justamente lo contrario de lo que lo acusan, está defendiendo la vida de miles de niñas, a la par que puede mostrar resultados reales de la disminución del embarazo juvenil, al diseñar e implementar políticas públicas serias en materia de derechos sexuales. También ha defendido la vida en su papel de ministro al lograr revertir la tazas de mortalidad infantil de la primera infancia, sin mencionar que ha sido un ministro que se ha dado una pelea en nombre de todos los colombianos: el precio de los medicamentos, sin que la opinión pública reconozca semejante logro.

De la entrevista del ministro Gaviria podemos resumir dos importantes postulados filosóficos en los que claramente él basa su gestión, posiciones que no solo aplaudo, sino que como creyente quisiera que todos los ministros de todos los gobiernos venideros aplicaran: el primero, que debemos reconocernos como una sociedad basada en la diversidad, en la que se respeten las diferencias, en lugar de pretender que la mayoría imponga su punto de vista; el segundo, que como país debemos evitar caer en el extremo de la depuración moral, donde cualquiera piense que la suya es la única verdad absoluta, lo que le permite estar por encima de todos. Es simplemente contradictorio que alguien pretenda ser un buen cristiano condenando la diversidad, o queriendo imponer por la fuerza la fe a los demás, y es otra reflexión más para que Ordoñez tenga en cuenta.

Si Alejandro Ordoñez como yo cree en Dios, y cree que todos rendiremos cuentas ante el supremo en algún momento, seguramente allá tendrá que explicar porque aprovecho los micrófonos que ha tenido para decir tantas y tantas mentiras. Claro que yo también puedo estar equivocado, pero mi fe me lleva a pensar que si Jesús estuviera entre nosotros le parecería más grave que alguien utilizara su cargo para reelegirse de manera fraudulenta, a que dos mujeres o dos hombres decidieran amarse como pareja.

Ñapa diversa… 1. #Con280MilMillones que cuesta el referendo discriminatorio de Viviane Morales se podrían financiar las reconstrucciones en Manizalez.

  1. Cuando uno ve que el Procurador Carrillo dice lo que dice del referendo, entiende que ahora sí alguien cumple con eso de ser la cabeza del ministerio público y nos defiende a todos.
  2. Espero que no me excomulguen por decir lo que dije acá, porque el próximo domingo voy a ir a misa.

Abogado de la Universidad del Rosario con estudios en Teorías Contemporáneas de la Justicia de la Universidad de Harvard. Ha trabajado asesorando a la empresa privada y también en campañas políticas. Desde 2015 ha estado vinculado a la Dirección Nacional Liberal del Partido Liberal Colombiano.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*