Gobierno sí apoya Reforma a la JEP: ¿Lo logrará?

Análisis Por

La reforma a la Jurisdicción Especial de Paz, propuesta por el Centro Democrático (CD) y Cambio Radical, sigue en cuidados intensivos. En la Comisión Primera del Senado se podría conjurar una victoria para el expresidente Álvaro Uribe y exvicepresidente Germán Vargas, o la primera verdadera derrota para el ahora partido de gobierno.

La iniciativa busca crear una sala especial para el juzgamiento de los miembros de la Fuerzas Armadas, esto se haría según sus proponentes nombrando unos nuevos magistrados para dicho propósito que conozcan de Derecho Internacional Humanitario y sobre los manuales de operaciones de los militares.

Pero en las votaciones el CD ha vivido la crónica de lo que este mismo partido realizó durante el trámite de los proyectos relacionados con el Acuerdo de paz, los senadores de oposición y los senadores del Partido de la U (que en esa comisión siempre han sido fuertes defensores del acuerdo), se retiraron del recinto en una de las votaciones para regresar en el momento del sufragio, la misma estrategia usada por el CD.

El temor es que el proyecto no alcance a surtir los cuatro debates que necesita antes del 16 de diciembre, fecha en la cual el congreso saldrá de sesiones, y entonces termine por archivarse. Para esto un nuevo impulso llegó ayer al Congreso, la ministra del Interior Nancy Patricia Gutiérrez y el ministro de Defensa Guillermo Botero, ambos apoyando la iniciativa.

La sorpresa nace del hecho de que el presidente Iván Duque, no se ha pronunciado públicamente sobre este tema, y sin su guiño el proyecto parecía estar destinado al fracaso, ahora la presión del gobierno podría convencer a los parlamentarios de girar la balanza a favor del gobierno, pero la votación parece complicada pues la bancada liberal por el momento se opone a la iniciativa.

Mientras tanto en la misma comisión Cambio Radical sufre una ruptura, pues el senador Rodrigo Lara ha manifestado su abierta oposición a la iniciativa, al considerarla una fuente de impunidad que terminaría por llevar a los militares ante la justicia internacional, y al igual que varios senadores opositores, afirma que el propósito de la iniciativa es callar con indulgencias a los miembros de las Fuerzas Armadas para salvar a los posibles políticos salpicados por sus declaraciones ante la JEP.

Tanto el CD como Cambio Radical, han manifestado que no puede existir total igualdad de juzgamiento para los exmiembros de la guerrilla, y los militares, pues los segundos no se encontraban fuera de la ley.

El debate ha sido intenso, incluso la senadora María Fernanda Cabal, ha propuesto reemplazar a todos los actuales magistrados al encontrar reparos en su nombramiento por parte de un grupo internacional, y por alegar tener sesgos políticos.

El próximo martes se volverá a votar, y con esto comenzaría a vislumbrarse los reales efectos de la promesa del presidente de reformar la JEP y si existen mayorías en el Congreso para lograrlo.

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*