¿Llegó el principio del fin para el Partido de la U?

Análisis Por

La división en el Partido de la U es profunda, desde el gobierno Santos la fractura es evidente. Por momento la U se partió entre congresistas de la costa, y opositores a ciertos puntos del Acuerdo de paz, luego fue evidente una vez más en campaña presidencial, cuando se decidió apoyar a Germán Vargas Lleras, mientras senadores como José David Name ya estaban montados en el bus de Iván Duque.

La historia del partido ha estado atada al presidente de turno, primero, fue creado con la intención de generar un apoyo natural al entonces presidente Álvaro Uribe, y se puso de nombre La U, precisamente para hacer referencia a ello, luego cuando el presidente Santos (uno de sus fundadores) ya en el poder se aleja de Uribe, el partido continúa siendo de gobierno, y afrontaría la dura oposición del naciente Centro Democrático.

Hoy el partido es una vez más partido de gobierno, y con una polémica votación el exministro del gobierno Santos y hoy presidente del partido Aurelio Iragorri tuvo que afrontar la decisión de su bancada.

Escisión

El senador Roy Barreras, quien siempre defendió los Acuerdos de paz, incluso con oposición desde su propio partido, dijo que la colectividad iba rumbo a la escisión, es decir a dividirse en dos o más partidos.

Armando Benedetti otro de los opositores a la decisión, dijo que también planteaba el fin del partido de la U, aunque claro está que dicha disolución con las reglas de juego hoy, es bastante compleja.

Para no incurrir en doble militancia, mantener las curules y lograr partir a la U, se podría necesitar toda una ley que lo permita, incluso por encima de lo que mencionan los propios estatutos de ese partido, o una ley que les permita el transfuguismo para hundir el barco, y pasarse a otros partidos políticos ya existentes.

Lo cierto es que ahora como partido de gobierno los congresistas de la U que no apoyan al presidente Duque, se verán en aprietos debido a las reglas del Estatuto de la Oposición, que les da los privilegios, pero también las responsabilidades de ser un partido de gobierno, y eso podría acelerar el proceso de pedir acabar con el partido mismo.

Name, Jhon Besaile (hermano del polémico Musa Besaile), Maritza Martínez, José Alfredo Gnecco, y Andrés García Zuccardi  entre otros, fueron los congresistas que decidieron apoyar al gobierno.

Name ya ha llamado a Benedetti y Roy “malos perdedores”, mientras estos afirman tener diferencias ideológicas irreconciliables con el Centro Democrático, y por supuesto, con los congresistas que desde la campaña decidieron estar con Duque.

Antes de las presidenciales, dicha división influyó en la falta de un candidato único del partido a la presidencia, como también movió el rumor del fin de la U, pero hasta hoy parece que existe un acuerdo más generalizado para liquidar al otrora partido mayoritario del Congreso, y ganador extraordinario de las elecciones desde 2006 hasta 2014. ¿Se acabará la colectividad?, quizás no a corto plazo, pero el fin parece anunciado.  

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*