«DOSQUEBRADAS SE GOBERNARÁ CON TRANSPARENCIA» MARIO MARIN

Entrevistas Por

Dosquebradas, el segundo municipio en importancia en Risaralda, ha estado presa de la corrupción durante varios gobiernos. Sólo hasta ahora las investigaciones han avanzado y puesto tras las rejas a funcionarios y contratistas. El tema de la corrupción aparece en todos los estudios de opinión pública, como el que más concentra la atención de los potenciales votantes.

Sin embargo, hay otros temas muy preocupantes como las dificultades en la movilidad y la cantidad de horas que pierde cada persona en su desplazamiento diario. También agobia la inadecuada planeación urbana, que sin ningún tipo de control ha creado un caos que tiene consecuencias graves en la calidad de vida de las personas y en la prestación de los servicios públicos básicos en áreas físicas que no habían sido concebidas como parte de la expansión urbana.

Se agrega también la creciente drogadicción entre los jóvenes, la baja calidad de la educación y el aumento de la contaminación de ríos y quebradas.

Frente a un panorama como este, el diputado Mario Marín Hincapié, perteneciente al Partido Liberal, tomó la determinación de aceptar la invitación de organizaciones sociales, veedurías cívicas, comunidades de base y empresarios, para poner su nombre a consideración de los electores como candidato a la Alcaldía de Dosquebradas. 

Hablamos con él sobre diferentes temas relacionados con el municipio y con su propuesta política.

¿Por qué quiere ser alcalde de Dosquebradas?

M.M.H. Para liderar un plan de inversión social que ayude a luchar contra la pobreza en que están sumidas miles de familias y para evitar que se siga reproduciendo el cáncer de la corrupción en Dosquebradas. Además para orientar un programa de modernización económica e institucionalidad del municipio. 

¿Dosquebradas tiene futuro? Esa es una pregunta que reiteradamente se hacen los habitantes del municipio

M.M.H. Sin duda que sí. Dosquebradas cuenta con todas las condiciones para ser vista como un destino de la inversión privada, como un centro innovador del desarrollo y como el epicentro de una comunidad organizada y pujante. Para lograrlo se necesita combatir y superar los problemas que hoy nos aquejan, y aunque son graves, tienen solución.

 En su concepto, ¿cuáles son los temas que más preocupan a los habitantes de Dosquebradas?

M.M.H. Son muchísimos, pero podríamos mencionar tres que agobian a la gente: Corrupción, movilidad y drogadicción.

La corrupción es un  cáncer que está enfermando gravemente a Dosquebradas…

M.M.H. Es una lástima lo que está ocurriendo. Funcionarios enredados judicialmente, así como contratistas, demuestran que sí hay una deficiencia ética en el servicio público y yo espero liderar un plan de salvamento, que no será fácil, pero haremos todos los esfuerzos posibles para erradicar estas dolorosas prácticas que van en menoscabo de la inversión social. Todo esto en concurso con los empresarios locales, los funcionarios y la ciudadanía.

¿Y cuáles serían esas medidas?

M.M.H. Vamos a implementar una política de transparencia en el manejo de los recursos y de los asuntos públicos. Esto se traducirá en un modelo de contratación abierto, con términos de referencia básicos y con adquisiciones realizadas públicamente a través del Sistema de Compras del Estado. Se conformarán veedurías ciudadanas y se hará público todo tipo de cabildeo ante las entidades públicas. Así mismo, se instaurará el gobierno en línea y se rendirá informe de gestión cada tres meses.

¿Será fácil cumplir?

M.M.H. Se requiere el apoyo de todas las fuerzas vivas de Dosquebradas. No será una tarea fácil. Pero voy a trabajar por erradicar esta práctica dolosa e ilegal, que le quita el dinero que se necesita para atender a miles de personas que viven en condiciones de pobreza y en total marginalidad.

Se ha vuelto muy difícil transitar entre Dosquebradas y Pereira.

M.M.H. Tiene razón. Hay varios embudos que impiden un tránsito ágil, lo cual va en contravía de la calidad de vida de los habitantes de Pereira y Dosquebradas y de quienes se transportan en la región centrooccidental de Colombia. En los sectores de Postobón y La Popa, por ejemplo, se presentan trancones incómodos y demorados. Las soluciones iniciales tendrán que ver con la organización del tránsito automotor, cambio de sentido de vías, construcción de algunos retornos, terminación de proyectos viales de circunvalación y conectores con las vías troncales. 

En este tema trabajaremos de manera mancomunada con la Alcaldía de Pereira y haremos que el Área Metropolitana ejerza como autoridad de transporte. Así mismo, acordaremos con Invías y Autopistas del Café, las obras complementarias y de mantenimiento que se requieren para garantizar que haya un adecuado tránsito por Dosquebradas. 

El otro tema del cual nos habló usted como prioritarios, es la drogadicción

M.M.H. Me duele sobremanera ver cómo la drogadicción está afectando a nuestros jóvenes. Y, más grave aún, cómo ha empezado a penetrar en las escuelas, dañando la salud de los niños y las niñas. Es intolerable que esto ocurra. Y la solución no sólo está en un plan de acción policial y judicial, sino también en el compromiso de la familia y los profesores, para evitar que este problema se extienda, lo que tendría consecuencias catastróficas desde el punto de vista social.

La jornada escolar extendida y los programas recreativos, deportivos y culturales en los espacios públicos, que deben ser recuperados por el gobierno municipal, serían un primer paso para enfrentar el problema de la drogadicción.

¿Cuáles son los problemas que se han detectado en la educación en el municipio de Dosquebradas?

M. H. Con nuestro equipo de trabajo hemos encontrado que los problemas de la educación tienen que ver con dificultades de los estudiantes en el entorno familiar, problemas en el transporte y la alimentación para los alumnos del sector rural, una formación con bajos indicadores de calidad, deserción escolar especialmente en la Media y baja cobertura en la educación inicial.

¿Cuál es su principal compromiso con la educación?

M. H. Es evidente que todos quienes estamos comprometidos con el sistema educativo, tenemos que ayudar a mejorar la calidad de la educación. Sabemos que Dosquebradas tiene dificultades en la calidad educativa, de acuerdo con los resultados de las pruebas SABER, donde se evalúan la lectura crítica, matemáticas, sociales, ciudadanía, ciencias naturales e inglés.

Nuestra preocupación es que esa calidad educativa hay que trabajarla con mayor rigor y muy especialmente en las zonas rurales, donde los resultados son bastante bajos.

¿En su programa estará la lucha contra la pobreza?

M.M.H. Sin duda alguna. Como Alcalde tendré la responsabilidad moral de luchar contra la pobreza. Y no sólo contra la pobreza por ingresos, sino también contra la pobreza multidimensional. La pobreza no sólo se explica por la falta de dinero en el hogar, sino también por las dificultades en el acceso a la salud, a la educación, a los servicios públicos y a una adecuada nutrición.

Hay mucha preocupación por los problemas que atraviesa el sistema de salud en Dosquebradas. ¿Cuál es su concepto?

M.M.H. Lo primero que se debe hacer es asegurar la sostenibilidad financiera y administrativa del hospital Santa Mónica, para que pueda prestar un buen servicio a los dosquebradenses.

Adicionalmente, se deben reactivar y fortalecer otros centros de salud, especialmente en las zonas rurales y hacer la referencia desde el primer nivel hacia establecimientos de mayor complejidad. 

¿Y en prevención de la enfermedad?

M.M.H. Vamos a acercar la salud a la gente a través de planes como “La visita médica al hogar”, que permite desarrollar planes de prevención y promoción de la salud. Esta iniciativa le permitirá a la gente acceder a los servicios de salud sin necesidad de hacer largos desplazamientos para pedir una cita, para lograr una entrevista con un médico o para reclamar los medicamentos.

Hemos escuchado que las mujeres sienten que han sido discriminadas por el gobierno local.

M.M.H. Es una lástima que esto ocurra. Las mujeres están atravesando una cruda realidad en el municipio. En el mercado laboral, por ejemplo, el desempleo femenino es un 50% mayor que el desempleo de los hombres. En Dosquebradas es evidente la violencia física y sexual contra las mujeres y en algunas ocasiones desemboca en feminicidios. También hay violencias sicológicas y económicas. 

Más allá de mencionar los problemas de las mujeres, ¿cuáles sus propuestas para ellas?

M.M.H. Las mujeres liderarán muchas políticas al interior de la Alcaldía. Ajustaremos la política pública de género para que sea más participativa. Lanzaremos un plan interinstitucional de lucha contra la violencia de género. Nos comprometemos con el funcionamiento de un Centro de Liderazgo para la Mujer. Adoptaremos un fondo de financiación de proyectos productivos asociativos para la mujer, a través de líneas especiales de crédito y programas de capacitación, asistencia técnica y ángeles inversionistas.

Y otro de los elementos importantes, es que trabajaremos para hacer realidad la constitución de la Secretaría de la Mujer, que le dé estatus a las intervenciones que haremos en esta materia.

¿Usted ha estudiado el tema de la problemática juvenil?

M.M.H. Sí. Es una de mis grandes preocupaciones. Por ello nuestra labor tendrá como uno de los elementos básicos la defensa de los derechos de los adolescentes y jóvenes, de quienes hay que decir que 22 de cada 100 con edades entre 18 y 25 años no trabajan ni estudian. Hemos detectado un aumento sustancial del consumo de drogas y alcohol entre los jóvenes, e incluso, se han presentado hechos de suicidio entre adolescentes en los últimos años. También conocemos que los niveles de desempleo juvenil son el doble del promedio general en el área metropolitana.

¿Y las soluciones?

M.M.H. Una primera acción es involucrar a los jóvenes en la búsqueda de soluciones a sus problemas, con el acompañamiento del gobierno municipal, a través de la política pública de juventud. Lo segundo es abrir espacios para promover el emprendimiento entre ellos, de manera asociativa, en sectores que estén directamente relacionados con los nuevos rumbos de la economía local en temas como el turismo, la logística y la tecnología digital. También deben tener la oportunidad de seguir vinculados al sistema educativo, a través de programas de actualización en educación informal como seminarios y diplomados. No desperdiciaremos el talento y la inteligencia de los jóvenes de nuestro municipio. En mi gobierno los jóvenes tendrán un lugar destacado y protagónico, y contarán con las puertas abiertas para sus iniciativas en materia cultural, artística y deportiva.

¿Cómo espera dejar a Dosquebradas en cuatro años, cuando termine su gobierno?

M.M.H. Espero dejar a Dosquebradas andando en la ruta del desarrollo. Eso quiere decir, con mayor niveles de transparencia, mejor conectividad en los mercados del centro y occidente de Colombia, infraestructuras más modernas, un espíritu más propositivo y optimista de los ciudadanos y menores niveles de pobreza.

Además, con la capacidad para liderar sectores como el turístico, industrial y logístico. Y, de paso, promover un programa que nos permita a todos los biquebradenses creer en nosotros mismos y saber que tenemos las capacidades para liderar grandes proyectos y mejorar nuestras condiciones de vida.

1 Comment

  1. Excelentes propuestas. Mario Marín es un candidato con propuestas serias porque conoce muy bien los problemas de dosquebradas. Sin intimidaciones, ofrece enderezar el rumbo de nuestro municipio.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*